texas

Situación de rehenes cerca de Austin acaba pacíficamente tras 16 horas de negociación

Tres oficiales resultaron heridos de bala. Dos de ellos, ya fueron dados de alta del hospital.

Telemundo

Un hombre tenía a su mamá y a otras personas como rehenes, según autoridades.

CEDAR PARK, Texas — Una situación de rehenes terminó pacíficamente el lunes por la mañana cuando un hombre y su madre salieron de una casa cerca de Austin, en Texas, donde un día antes tres policías habían sido baleados y heridos.

La policía de Cedar Park dijo en Twitter que el hombre y su madre "habían salido de la casa pacíficamente" alrededor de las 9 a.m.

Una hora antes, la policía celebró una conferencia de prensa y anunció que el hombre había liberado a su hermano, hermana y una mascota de la familia.

La policía había estado en negociaciones con el hombre durante más de 16 horas desde que oficiales resultaron heridos el domingo por la tarde en la casa en Cedar Park, dijo el jefe de policía interino Mike Harmon.

La madre del hombre había llamado a la policía después de que él pateara la puerta de la casa. La policía no dio a conocer su nombre de inmediato.

Harmon dijo el lunes temprano que las negociaciones eran "delicadas" pero que tenían la esperanza de que el hombre se rindiera pacíficamente.

Más de 100 balas se habrían registrado en el incidente en un flea market.

“Nuestro equipo de negociaciones ha estado haciendo un trabajo excepcional durante toda la noche”, dijo.

Dos de los oficiales heridos fueron tratados y dados de alta de un hospital y el tercero estaba siendo operado, dijo Harmon el lunes por la mañana.

Harmon dijo el domingo que el Departamento de Policía de Cedar Park tenía antecedentes en la residencia, pero no proporcionó detalles, incluida la última vez que la policía visitó la casa.

Ocurrió en Lodi, California.

“Nuestros corazones están con los oficiales de policía que resultaron heridos mientras protegían a la comunidad de Cedar Park esta tarde. Nunca debemos dar por sentado el servicio y el sacrificio de nuestros agentes de la ley, y el estado de Texas está listo para brindar el apoyo y los recursos necesarios para llevar justicia a los involucrados ”, dijo el gobernador republicano Greg Abbott en un comunicado.