Tensa vigilia por joven muerto

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Vigilia se convirtió en protesta.

    Una vigilia en honor de un adolescente de Miami Beach, que murió bajo custodia policial, dio un giro agresivo este jueves por la noche en la avenida Collins y la calle 71.

    Multitudes en apoyo de Israel Hernández se reunieron en el lugar donde fue descubierto por agentes haciendo un graffiti con pintura de aerosol en una tienda abandonada la madrugada del martes. Testigos dijeron que las tensiones entre los manifestantes y la policía se intensificaron, y los oficiales se movilizaron para rodear las multitudes.
    La manifestación se produjo horas después de que el padre de Hernández, la hermana y su abogado llamaron a organismos externos para investigar la muerte del adolescente, durante una conferencia de prensa en su casa de Bay Harbor Islands.
    "No sabemos exactamente lo que sucedió en este caso, y queremos asegurarnos de que sabemos con absoluta certeza lo que sucedió, y por eso queremos que sea una agencia de aplicación de la ley independiente quien investigue", dijo José Javier Rodríguez , el abogado de la familia.
    La policía de Miami Beach ha anunciado que investigará los hechos que rodearon la muerte de Hernández, pero la familia insiste en que la investigación involucre una supervisión externa.
    En un comunicado, el jefe de policía Raymond Martínez dijo que un dispositivo Taser se utilizó para someter al joven de18 años de edad, después de que él se escapó de los agentes que lo sorprendieron vandalizando la tienda en la Avenida Collins.
    Durante su detención, la policía dijo que Hernández entró en coacción médica. Fue llevado al Hospital Monte Sinaí, donde fue declarado muerto.
    El padre de Hernández dijo a la prensa que su familia se trasladó a los EEUU para tener una vida mejor, y que su hijo, un estudiante de Miami Beach Senior High, era un artista consumado. Dijo que su esperanza ahora es que se haga justicia con la muerte de su hijio.
    Aunque la policía ha expresado sus condolencias, la hermana de Hernández dice que su hermano nunca debió haber perdido la vida.