Trágica muerte provoca despidos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) – El Departamento de Servicios de Menores y Familias, confirmó el despido de cuatro de sus empleados, por la supuesta falla que cometieron para evitar que un niño muriera.

    La víctima es un pequeño que estaba bajo la observación y cuidado de los trabajadores sociales despedidos. Su nombre es Gabriel Hernández y el pasado mes de mayo, recibió una golpiza por parte del novio de su mamá, que lo dejó con un cráneo fracturado y severas quemaduras de cigarro en su cuerpo, heridas que contribuyeron para que finalmente sufriera la muerte.

    La madre y su novio ahora están tras las rejas enfrentando cargos de homicidio, mientras que otros familiares del pequeño lloran su trágica partida.

    Por su parte, las autoridades informaron que por dos meses investigaron todo tipo de reportes, llegando a la conclusión de que los empleados despedidos, no tomaron buenas decisiones e ignoraron muchos aspectos del caso, lo que a fin de cuentas tuvo consecuencias muy lamentables.