FBI ya investiga dulces con droga

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - Dos familias del sur de California están indignadas, después de que sus pequeños consumieran dulces, presuntamente contaminados con drogas.

    En ambos casos, todo fue resultado de la procesión de los menores durante la pasada noche de Halloween, ocasión en que tradicionalmente niños salen a las calles y van casa por casa recibiendo las golosinas.

    Uno de estos casos se registró en el área de Moreno Valley, y según el reporte, el dulce supuestamente salió de una casa ubicada en el 25000 de la calle Calabria Drive.

    El segundo incidente ocurrió en Huntington Beach, y en este caso, el dulce salió de una vivienda ubicada cerca de la avenida Atlanta y el bulevar Beach.

    Ya se confirmó que autoridades federales se han involucrado en este caso, con la intención de hacer justicia lo más pronto posible.