Siria: McCain urge apoyo a Obama

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty

    WASHINGTON - Dos legisladores republicanos brindaron su apoyo condicional a la propuesta del presidente Barack Obama de intervenir militarmente en Siria, aunque advirtieron que el mandatario debe presentar argumentos muy convincentes sobre la necesidad de atacar al régimen de Bashar Assad si es que quiere obtener el respaldo del Congreso. Los senadores John McCain y Lindsey Graham, ambos republicanos y de línea dura en cuanto a temas militares, dijeron que el Congreso cometería un error si rechaza el pedido de Obama de una autorización para una acción bélica. Los legisladores, que antes criticaban medidas militares limitadas como las que el gobierno está sugiriendo actualmente, dijeron que están más inclinados a apoyar la solicitud de Obama si la acción militar logra destruir la capacidad en cuanto a misiles del régimen sirio, y si Estados Unidos se compromete a dar más asistencia a las fuerzas opositoras sirias. McCain y Graham, que tienden a coincidir en temas de política exterior, se reunieron el lunes con Obama por aproximadamente una hora en la Casa Blanca, con el fin de expresarle sus temores de que una acción militar estadounidense demasiado limitada haría poco para modificar el rumbo de la guerra civil siria, que ya lleva dos años y medio. "Tenemos que dejar claro que una votación en contra sería catastrófica en sus consecuencias" y sentaría un mal precedente para el futuro, dijo McCain al salir de la Casa Blanca. Añadió Graham: "Una acción militar limitada podría tener un efecto beneficioso para el impulso (actual) en el campo de batalla. Nunca habrá una solución política en Siria mientras Assad esté ganando". El encuentro entre Obama y los dos legisladores surge en momentos de gran escepticismo en el Congreso sobre lo adecuado o no de tal acción. Varios demócratas, en una teleconferencia con funcionarios del gobierno, se resistieron a la idea de medidas bélicas, dijeron políticos que participaron en la conversación. Otros exigieron que la aprobación legislativa sea más específica. "La Casa Blanca ha ofrecido un proyecto para autorizar el uso de la fuerza que, así como está, es demasiado amplio y abierto, y podría ser usado para justificar cualquier cosa, ya sea un ataque misilístico limitado, la creación de una zona de prohibición de vuelos e incluso el envío de soldados", dijo el representante demócrata Adam Schiff, miembro de la Comisión de Asuntos de Inteligencia de la cámara baja. Desde hace más de un año McCain ha presionado a Obama para que intervenga militarmente en Siria. Ha advertido que implementar la propuesta de Obama ahora podría ser más difícil porque Assad "está moviendo sus fuerzas de un lado a otro". Tanto McCain como Graham criticaron al gobierno por estar avisando con anticipación sobre sus planes de lanzar un ataque. Obama ha dicho que todo uso comprobado de armas químicas por parte del régimen de Assad conformaría "una línea roja" que la comunidad internacional no le permitiría cruzar impunemente. Ahora el mandatario está exhortando a lanzar una respuesta militar al presunto uso de armas químicas por parte de las fuerzas de Assad, y el domingo, representantes del gobierno dijeron tener pruebas de que se usó el gas sarín. McCain dijo que el Congreso "debe tener garantías de que esta vez será algo distinto a la negligencia imperante los pasados dos años" por parte del gobierno en torno al tema.