Seattle: Tirador invitó a víctimas a comer

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El joven de 15 años que mató a tiros a dos compañeros en un instituto del estado de Washington (noroeste de EE.UU.) e hirió a otros tres convocó a sus víctimas por teléfono, según informaron este lunes fuentes oficiales.

    SAN FRANCISCO - El joven de 15 años que mató a tiros a dos compañeros en un instituto del estado de Washington (noroeste de EE.UU.) e hirió a otros tres convocó a sus víctimas por teléfono, según informaron este lunes fuentes oficiales. La Policía del condado de Snohomish, al que pertenece el instituto de enseñanza secundaria Pilchuck de Marysville donde ocurrió el suceso, explicó este lunes que el autor de los disparos envió mensajes de móvil a cinco estudiantes para que se reuniesen en la cafetería del colegio. Cuando los seis adolescentes (tres chicas, dos chicos y el presunto autor de los disparos) estuvieron sentados alrededor de una mesa para almorzar, Jaylen Fryberg (presunto autor del tiroteo) sacó una pistola Beretta de calibre 40, disparó varias veces contra sus compañeros y luego se disparó un tiro a sí mismo. El alguacil del condado de Snohomish, Ty Trenary, indicó en una rueda de prensa que el arma fue comprada legalmente y que estaba registrada a nombre de un familiar de Fryberg. Dos de las chicas (ambas de 14 años) murieron a consecuencia de los disparos (una el mismo viernes y otra el domingo), mientras que otra estudiante y un chico siguen ingresados y otro compañero, que permanece en la unidad de cuidados intensivos, ha mejorado durante las últimas horas. Los dos chicos (de 14 y 15 años) son primos del presunto autor de los disparos. Varios estudiantes del instituto e incluso familiares de Fryberg han apuntado en las redes sociales a un desengaño amoroso como el motivo que le llevó a protagonizar el tiroteo. "¿No durará? No durará jamás" y "¿Debí haberte escuchado? ¿Llevabas razón? Todo este tiempo llevabas razón" son los últimos mensajes que Fryberg publicó en su cuenta de Twitter antes de quitarse la vida y matar a dos de sus compañeras. Los compañeros de Fryberg, que pertenecía a la tribu de nativos americanos Tulalip, le han descrito en entrevistas con los medios como un chico "popular" que jugaba en el equipo de fútbol americano y había sido elegido recientemente "príncipe" en un baile del instituto.