Policías niegan relación con fraude

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - Un jefe de policía de una zona rural en California que fue arrestado junto con otros dos agentes bajo la sospecha de vender o regalar vehículos incautados, dijo que las acusaciones en contra suya y de otros miembros de su fuerza son infundadas.

    Bruce Edward Miller, que fue retirado de su cargo como jefe interino de la policía de King City, agregó que su familia ha recibido amenazas de muerte desde que las autoridades revelaron detalles del caso.

    Video: Policías niegan relación con fraude

    Video: Policías niegan relación con fraude
    (Publicado sábado 23 de agosto de 2014)

    Miller y otros dos agentes han sido acusados de cohecho, aceptar un soborno o malversación desfalco en el supuesto ardid.

    Los fiscales del condado de Monterey dieron a conocer los cargos el martes.

    De acuerdo con las autoridades, Miller, el sargento Bobby Javier Carillo, el ex jefe de policía Dominic David Baldiviez y Mario Alonso Mottu participaron en el plan en el que los vehículos de hispanos pobres eran remolcados y después vendidos u obsequiados a algunos funcionarios cuando los propietarios no podían pagar para recuperarlos.

    En algunos casos, dijeron las autoridades, los agentes simplemente se quedaban con los automóviles para su propio uso.

    El martes por la mañana, personal de la oficina del alguacil del condado, agentes del FBI, del Departamento de Policía de Salinas y del buró de investigación de la fiscalía arrestaron a los policías después de una investigación que duró meses.

    La investigación reveló que más de 200 vehículos fueron incautados y que 87% de ellos fueron remolcados por una sola empresa de servicio de grúas.