Baleada no estaba embarazada

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - La policía informó que está estudiando si arresta a un hombre de 80 años, que mató a una presunta ladrona desarmada que huía, a pesar de que le dijo que estaba embarazada. Pero las autoridades arrestaron a un cómplice de la mujer bajo sospecha de que participó en el delito que llevó a su muerte.

    El dueño de la casa, Tom Greer, está cooperando con las autoridades, dijo en una conferencia de prensa Jim McDonnell, jefe de la Policía de Long Beach. Pero McDonnell no dijo si recomendará que encausen al hombre cuando entregue el caso a los fiscales.

    La víctima es Andrea Miller, de 28 años, quien no estaba embarazada, según declaraciones de autoridades forenses.

    Greer dijo a la televisora KNBC que le disparó a Miller dos veces por la espalda mientras huía.

    "Ella dijo: `No me dispare, estoy embarazada', pero yo le disparé de todas formas", dijo Greer el miércoles en una entrevista.

    El sospechoso sobreviviente, Gus Adams, de 26 años, fue arrestado bajo sospecha de robo de morada y asesinato, dijo McDonnell. El cargo de asesinato es posible porque está acusado en un delito grave que acabó en una muerte, dijo el jefe policial, quien agregó que Miller y Adams estaban desarmados.

    Los dos tienen historial de delitos similares y Greer, a quien le han robado en la casa tres veces, cree que son las mismas personas.

    El fiscal de distrito es el que decidirá a fin de cuentas si encausa a Greer, dijo McDonnell. Según las leyes de California, los propietarios de vivienda pueden defenderse si están en "peligro inminente de daños corporales serios o la muerte", dijo.

    Los fiscales tendrán que determinar si perseguir a los sospechosos y dispararles fuera de la casa va más allá de la defensa propia, dijo McDonnell.