Mano dura por lavado de dinero

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - Autoridades federales impusieron nuevas normas para unos 2,000 negocios en el distrito de la moda de Los Ángeles, en un intento por poner fin al lavado de dinero del narco mexicano, después de incautar enormes sumas en efectivo.

    La Red de Represión de Delitos Financieros del Departamento del Tesoro, emitió una orden que obliga a las empresas a informar de cualquier transacción superior a 3,000 dólares. La orden de alcance geográfico -una herramienta para rastrear y reprimir el lavado de dinero- es una de las más amplias a la fecha, dijo la directora de la red, Jennifer Shasky Calvery.

    "Esperamos que esto trastorne la actividad de algunas de las organizaciones más prominentes del narcotráfico que buscan lavar y utilizar su dinero para continuar en sus actividades ilegales", dijo la funcionaria. "Nuestro objetivo es hacer las cosas de tal manera que no puedan mover sus fondos".

    Las autoridades notificarán de la orden, que regirá durante seis meses, a 2,000 negocios, dijo Shasky.

    El mes pasado, las autoridades federales allanaron decenas de negocios en el distrito de la moda angelino y arrestaron a nueve personas bajo cargos de lavar dinero a través del comercio internacional.

    Durante los allanamientos, los agentes incautaron más de 90 millones de dólares en efectivo y más de 30 millones en cuentas bancarias además de propiedades inmobiliarias y abundante documentación, dijo Virginia Kice, vocera del Servicio de Inmigración y Aduanas.

    Las autoridades federales alegan que los negocios del distrito de la moda recibieron dinero del narco en efectivo a cambio de ropa vendida en México, lo que permitió a los cárteles realizar sus ganancias en pesos sin que el dinero cruzara la frontera o entrara a un banco.

    Lo habitual es que las compañías deban informar de transacciones superiores a 10,000 dólares a las autoridades federales, pero después del allanamiento se resolvió imponer reglas más estrictas en el distrito de la moda.

    Jere Miles, agente especial de la ICE a cargo de las investigaciones de seguridad nacional en Los Ángeles, dijo que al reducirse el monto que puede recibir un negocio sin informar a las autoridades será más difícil ocultar las transacciones sospechosas a los bancos e investigadores.

    "También nos ayuda a transmitir a la gente el mensaje de que no conviene meterse en esto. Esto es lo que sucede", dijo Miles.

    Meses atrás se emitió una orden de alcance geográfico a los transportadores de fondos y camiones de caudales en dos cruces de California a México.

    En algunos casos, las órdenes no se difunden públicamente para facilitar las investigaciones policiacas. Shasky dijo que la orden no se utiliza con frecuencia, pero que eso puede cambiar.

    "Nos interesa, e interesa a nuestros socios de la policía, utilizarla cada vez más", aseguró.