Lluvias y persecución terminan en caos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) – Partes del sur de California se paralizaron por largo rato, primero por una gran inundación y después por una peligrosa persecución policial.

    La inundación se registró en el área de Riverside, como consecuencia de las fuertes lluvias que se han registrado en esa región.

    Este mal tiempo estuvo acompañado de vientos huracanados, que tumbaron varios árboles y postes de electricidad, lo que tuvo por largo rato sin energía al menos unas 10 mil personas.

    En cuanto a la persecución, esta se dio por terminada en la zona de Northridge, donde agentes se lanzaron con todo contra dos ocupantes del vehículo, haciendo que se estrellaran contra un árbol.

    Hasta el momento se desconoce el delito del que son sospechosos, pero como se mencionó, su intento de huida se vio frustrado y ahora se ven cara a cara con la justicia.