La triste historia del polizón del avión

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    HONOLULU, Hawái - El adolescente, de 15 años, que desafió las probabilidades de sobrevivir a las temperaturas gélidas y baja presión por la gran altitud en la rueda de la aeronave, estaba desorientado y sediento al cabo de su difícil experiencia, dijo el director del aeropuerto del distrito de Maui, Marvin Moniz.

    Al parecer, el joven no se adaptaba a su vida en California y quería viajar al Senegal, en África, para estar con su madre.

    Un video de seguridad muestra el momento en que un chico que sobrevivió a un viaje de polizón desde California hasta Hawái baja los pies de una rueda de avión, desde la que salta entre 2.40 y tres metros y cae al piso, dijo un funcionario del aeropuerto. El chico, de voz suave, llevaba una sudadera con capucha de los Gigantes de San Francisco, camina tambaleante hacia la nariz del avión y pide a un agente de pista que le de agua para beber, en un hecho que suscitó investigaciones de las policías federal y local, exigencias nacionales de que se refuerce la seguridad aeroportuaria y numerosas conjeturas sobre cómo alguien pudo sobrevivir a una travesía tan peligrosa. Abdilahi Yusuf Abdi, quien dijo ser el padre del chico, declaró a The Voice of America que su hijo, que continuaba hospitalizado en Honolulu, extrañaba África, donde vivían, y no iba bien en la escuela. Abdi dijo que el domingo se enteró del peligroso viaje que hizo su hijo cuando recibió una llamada de la policía en Hawái. "Cuando vi en la televisión los análisis sobre el viaje extraordinario y peligroso de mi hijo y que Alá lo había salvado, di gracias a Dios y me sentí muy feliz", expresó Abdi. The Associated Press no logró entablar comunicación con Abdi, quien conduce un taxi, a decir de las autoridades aeroportuarias. Después de que descubrieran al chico en Maui, investigadores del FBI y de la Administración de Seguridad en el transporte lo interrogaron y le dieron de comer albóndigas teriyaki y arroz que compraron en un restaurante del aeropuerto. También le dieron una caja de galletas de nuez macadamia de Maui. El chico, cuyo nombre es mantenido en reserva, dijo que tuvo una discusión en casa, se dirigió al aeropuerto y subió al primer avión que encontró. "Él no sabía en absoluto que estaba en Maui", dijo Moniz. El adolescente afirmó a las autoridades que evadió lo que sería el sistema multicapas de seguridad aeroportuaria al escalar una cerca en San José.