Fin de diálogo entre gobierno y maras

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE

    SAN SALVADOR, El Salvador -- Los homicidios en El Salvador se redujeron en los últimos cinco meses, pero las maras o pandillas a las que las autoridades vinculan con la mayoría de la violencia han arreciado sus ataques contra los policías, según informes del Instituto de Medicina Legal.

    "El promedio (de homicidios) ha descendido respecto a los meses anteriores y ojalá eso se mantenga", dijo en conferencia de prensa Miguel Fortín, el psiquiatra que dirige el estatal Instituto de Medicina Legal.

    Video: Fin de diálogo entre gobierno y maras

    Video: Fin de diálogo entre gobierno y maras
    (Publicado miércoles 5 de noviembre de 2014)

    Fortín destacó que en octubre se registraron 295 homicidios, para un promedio de 9,5 asesinatos diarios, y que cada mes se aleja más de la cifra histórica de 14 homicidios diarios, antes que las pandillas acordaran una tregua entre sí para reducir la violencia.

    Según las estadísticas oficiales, el descenso fue notorio en junio, después que en mayo se registraran 400 homicidios.

    En junio hubo 378 muertos, en julio 351, los mismo que en agosto, y en septiembre hubo 333.

    De los 295 homicidios de octubre, Fortín dijo que 91,2% son hombres y el resto mujeres, y que la mayoría de los ataques fueron perpetrados con armas de fuego.

    Fortín dijo que desconoce a ciencia cierta las causas del descenso, pero agregó que "esperaría que fuera eso, el trabajo que está desarrollando la policía" y los planes de seguridad que está implementado el gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, que asumió el poder el pasado 1 de junio.

    También lamentó el aumento de ataques contra los policías, que afirmó "son verdaderos héroes y heroínas que literalmente dan sus vidas por nosotros".

    Las autoridades de la Policía Nacional Civil han confirmado que en lo que va del año han dado muerte a 33 agentes de la policía.

    El director de la policía, Mauricio Ramírez Landaverde, afirmó que la mayoría de los asesinatos ocurrieron cuando los policías estaban fuera de servicio y que fueron ordenados por pandilleros que están presos en el penal de Quezaltepeque, un municipio ubicado 15 kilómetros al oeste de la capital.

    Los atentados, según el jefe policial, se deben a que la institución ha aumentado los operativos para frenar los delitos.

    Según las autoridades, los pandilleros están involucrados en la mayoría de delitos que se cometen en el país. Según los registros de la policía, e