Lluvia de críticas por polémica decisión

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - La junta de supervisores del condado de Los Angeles, aprobó renovar un programa de policías locales que realizan ciertas funciones migratorias en cárceles y lo modificó para que esté en regla con una ley estatal que beneficia a inmigrantes acusados o convictos de delitos graves.

    Según la moción aprobada con tres votos en favor y dos abstenciones, la renovación del programa 287(g) comenzará en cuanto la junta cancele el vigente durará hasta junio del 2016 y estará alineada con la ley estatal conocida como Trust Act, que permite que inmigrantes acusados o convictos de delitos menores puedan salir libres bajo fianza o ser puestos en libertad al final de su condena, al igual que ciudadanos estadounidenses.

    Conforme el programa, policías entrenados por la agencia migratoria identifican en las cárceles a inmigrantes que viven en el país de manera ilegal y han cometido delitos graves para ser transferidos a las autoridades de inmigración.

    La cantidad de personas transferidas a inmigración a través del programa ha bajado este año en el condado debido al Trust Act, que entró en vigor en enero de este año, de acuerdo con la policía del condado. En el año anterior 6,987 personas fueron transferidas a inmigración, en comparación a las 9,433 transferidas en 2012, de acuerdo con información de la policía. En el 2010 se transfirieron 9,707 personas.

    Tras la votación, decena de activistas abandonaron el salón enojados, gritando "Molina deporta", "Molina deporta", en protesta con la supervisora Gloria Molina, quien propuso la renovación

    Estaban enojados porque querían que los supervisores cancelaran o al menos aplazaran la votación hasta que se eligiera un nuevo jefe de la policía del condado. El programa, dicen, carece de supervisión y de información específica sobre los transferidos a inmigración, por lo que creen que afecta a inmigrantes que cometen delitos menores.

    "Esta votación demuestra lo totalmente negligente que ha sido el condado de Los Angeles al proteger a personas encarceladas", dijo Chris Newman, abogado de la Red Nacional de Jornaleros.