Cámaras para la patrulla fronteriza

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - La patrulla fronteriza de Estados Unidos empezará a llevar cámaras este año en su academia de entrenamiento, una prueba para ver si la tecnología debería usarse sobre el terreno para atajar las críticas sobre el uso de la fuerza por parte de los agentes.

    R. Gil Kerlikowske, que dirige el organismo rector de la Patrulla Fronteriza desde marzo, anunció los planes el martes ante un pequeño grupo de activistas que ha presionado para el uso de cámaras, de acuerdo con una persona que asistió al encuentro y habló a condición de anonimato porque la discusión fue privada. Las pruebas se realizarán en la academia de la Patrulla fronteriza en Artesia, Nuevo México.

    El comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (APF) no le dijo a activistas cuántas cámaras fueron compradas ni discutió cuándo ni sí serán entregadas a algunos de los 21.000 agentes en funciones, dijo la persona. La reunión en Detroit fue la más reciente que Kerlikowske ha sostenido con algunos de los críticos más enérgicos del uso de fuerza por la Patrulla Fronteriza.

    Otra persona informada sobre los planes dijo que las pruebas se realizarán desde octubre hasta diciembre y que no estaba claro cuándo las cámaras serían utilizadas en el terreno.

    Kerlikowske programó una conferencia de prensa para el jueves en Washington para hablar sobre lo que su oficina dijo eran pasos "hacia el compromiso de APF para aumentar la transparencia y responsabilidad". Michael Friel, portavoz de Aduanas y Protección Fronteriza, declinó comentar sobre las cámaras o la naturaleza del anuncio del jueves.

    La medida es un primer paso para satisfacer a activistas que han demandado desde hace tiempo cámaras como forma de mantener controlados abusos potenciales. Es muy probable que encuentre oposición del Consejo Nacional de la Patrulla Fronteriza, el gremio que representa a más de 17.000 agentes, que ha dicho que las cámaras serían costosas y pudieran hacer que agentes titubeasen cuando sus vidas son amenazadas.

    Shawn Moran, portavoz del gremio, dijo que la medida no es una sorpresa, luego que la Casa Blanca dijese esta semana que requerir que los policías lleven cámaras en el cuerpo era una solución potencial para reducir la desconfianza entre las agencias del orden y el público.

    "Queremos asegurarnos de que son usadas para respaldar a los agentes, no para acusarles", dijo Moran. "Si son usadas correctamente por la agencia, ofrecerán un recuento independiente de incidentes en los que existe uso de la fuerza o cualquier otro incidente. Nos preocupa que la jefatura las use para violaciones administrativas".