Polémica se aviva para alguacil de L.A.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - Funcionarios federales dijeron que 18 alguaciles del condado de Los Ángeles, en funciones o que ya han dejado sus cargos, se veían a sí mismos como personas "por encima de la ley" al participar en delitos que incluían golpear a reclusos y sus visitantes en la cárcel, falsificar informes, y tratar de obstruir una investigación del FBI al sistema carcelario más grande de Estados Unidos.

    Una investigación federal sobre corrupción y abusos a los derechos civiles llevó a los arrestos de 16 de los 18 acusados. Por lo menos dos ya no trabajaban para el departamento de alguaciles.

    "Estos incidentes no son aislados. De hecho, se demostró una conducta que se había institucionalizado", dijo el secretario de Justicia de Estados Unidos, Andre Birotte Jr.

    "El presunto patrón de actividad en la obstrucción de la justicia muestra cómo algunos miembros del Departamento de Alguaciles se consideraban por encima de la ley", añadió.

    Los 16 detenidos comparecieron ante el tribunal. Trece se declararon inocentes y tres se abstuvieron de declararse culpables o inocentes.

    El director del departamento de alguaciles, Lee Baca, dijo a la prensa que estaba conmocionado por las acusaciones y que fue un día triste para su oficina. Aseguró que su departamento seguirá cooperando con el FBI y que los alguaciles que han sido acusados serán relevados del deber y se les suspenderán sus pagos.

    El departamento supervisa un sistema de cárceles que aloja más de 18,700 presos, sobre el que pesan acusaciones de abusos que se remontan a la década de 1970.