Acusan a T-Mobile de cobros falsos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    WASHINGTON — La telefónica móvil T-Mobile US efectuó a sabiendas cobros posiblemente falsos por millones de dólares a clientes, dijeron el martes autoridades federales en la primera demanda de su tipo contra un proveedor de este sector. La demanda de la Comisión Federal de Comercio Federal (FTC), que suscitó una investigación federal separada, prevé que T-Mobile reembolse lo que haya cobrado a clientes por suscripciones relacionadas con los servicios de texto como horóscopos a una tarifa de 10 dólares por mes que nunca autorizaron los titulares de la cuenta. La FTC afirma que T-Mobile aplicó hasta 40% de los cobros, incluso después que otros clientes le habían avisado que las suscripciones eran fraudulentas. El anuncio es un golpe contra la popular compañía de telefonía móvil, que venía obteniendo ganancias en el mercado al ofrecer a los consumidores planes de telefonía flexible. "Está mal que una compañía como T-Mobile se aproveche de sus clientes cuando hubo señales de advertencias claras de que les estaban cobrando cargos indebidos", dijo la presidente de la FTC, Edith Ramírez, en un comunicado. "El objetivo de la FTC es garantizar que T-Mobile reembolse lo debido a todos sus clientes por estos cobros fraudulentos" agregó. En un comunicado, T-Mobile consideró "infundadas" las acusaciones. "T-Mobile hace un mayor esfuerzo que cualquiera de las empresas del ramo para cambiar la forma en que funciona el sector de la telefonía móvil, y estamos decepcionados de que la FTC haya optado por presentar esta queja contra la empresa del ramo que más está con los clientes y no lo haya hecho contra otros que realmente perjudican a los clientes", dijo John Legere, presidente ejecutivo de la empresa en un comunicado. La práctica es ordinariamente conocida como "cargos no autorizados": la empresa incluye en la factura cobros inventados relacionados con una tercera parte. En este caso, la FTC dijo que la mayoría de los clientes de T-Mobile jamás aceptaron solicitar algún servicio pero que se les cobró de cualquier manera. La FTC también afirmó que T-Mobile con frecuencia ocultó los cobros, lo que hacía casi imposible que los clientes pudieran presentar una protesta. Las autoridades consideran que T-Mobile se quedó hasta con 40% de los cobros inventados, lo que sumó cientos de millones de dólares. La FTC dijo el martes a la prensa que ha estado durante meses en negociaciones con T-Mobile en un intento para garantizar el reembolso a los clientes pero que ambas partes no lograron alcanzar un acuerdo. La Comisión Federal de Comunicaciones anunció que podría emprender una investigación separada, que podría resultar en multas considerables para T-Mobile en caso de que se confirmen las aseveraciones.