Sequía: más control al consumo de agua

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    El capitolio estatal de California ha tomado medidas para reducir y restringir el uso de agua a raíz de la sequía como por ejemplo, dejar morir el césped.

    SACRAMENTO – Las regulaciones al uso del agua podrían ser más estrictas, en un esfuerzo por parte del gobierno California de conservar agua en medio de la sequía histórica que experimenta el estado.

    La Junta Estatal de Control de Recursos de Agua se reunirá la semana próxima para considerar regulaciones que de ser aprobadas, le permitiría a las agencias del orden y autoridades de agencias aguas potables emitir multas de hasta $500 a partir del primero de agosto.

    Las nuevas regulaciones estarán dirigidas a los usuarios en espacios urbanos y pueblos que utilizan el agua para sus patios y jardines en exceso.

    Bajo las nuevas reglas, también quedaría prohibido lavar los autos con mangueras que no estén unidas a una boquilla de cierre así como el uso de agua potable en fuentes decorativas.

    Los suplidores de agua a nivel local se verán obligados a implementar planes de contingencia para el ahorro de agua. De no hacerlo enfretarían multas de hasta $10,000 al día, según el San Jose Mercury News.

    El gobernador de California, Jerry Brown, declaró un estado de emergencia a raíz de la sequía en enero y urgió a los residentes a reducir el consumo de agua en un 20 por ciento.

    Pero según funcionarios, los esfuerzos de conservación no han dado los resultados esperados.

    En algunos distritos del Área de la Bahía, por ejemplo, se han visto reducciones solamente de un dígito, según el diario San José Mercury News.

    En Los Ángeles, funcionarios han tomado medidas drásticas sobre el uso de agua en centros recreativos de la ciudad. Ciertas fuentes, como la de Getty Center, están cerradas y algunas piscinas decorativas han sido vaciadas.

    La época de lluvia en la ciudad angelina culminó como uno de los periodos más secos y calientes de la historia.

    En junio, el gobierno federal anunció que los precios de las frutas y verduras tendrán un incremento estimado del seis por ciento debido a que la sequía ha empeorado en los últimos meses.

    Para más historias sobre la sequía, haz click aquí.