Policía recibe entrenamiento sobre indígenas

Policía recibe entrenamiento sobre indígenas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto: AP

    LOS ANGELES (California) - Hace cinco años, un guatemalteco de origen maya murió tras ser baleado por un policía de Los Angeles en el área de Westlake y según indigenistas su muerte pudo ser evitada si el agente hubiera sabido ese detalle.

    Pese a que desde entonces la agencia del orden ofrece programas de capacitación a sus agentes sobre las particularidades de indígenas latinos, todavía tiene trabajo que hacer en cuanto a las lenguas que hablan, dijo el viernes un representante del departamento.

    "Creo que todavía no hemos logrado nuestra meta. Creo que todavía hay vacíos en el aspecto de comunicación", dijo el viernes durante un taller de capacitación el teniente Al Labrada, de la oficina de enlace comunitario del Jefe de Policía de Los Angeles.

    Debido a que Manuel Jamines era de origen maya y su primer idioma era quiché, activistas dijeron que su muerte hubiera podido ser evitada si es que la policía hubiera sabido este detalle, en vez de asumir que parecía latino y por lo tanto hablaba español, dijo a The Associated Press Odilia Romero, directora ejecutiva del Frente Indígena de Organizaciones Binacionales, que ofrece traducción y otros servicios en beneficio de comunidades oaxaqueñas.

    Al momento de ser baleado en septiembre del año 2010, Jamines estaba borracho y había amenazado a dos mujeres con un cuchillo, de acuerdo con la policía. Agentes le dispararon después de que le ordenaron en inglés y español que soltara el arma.

    Familiares y vecinos, sin embargo, dijeron que Jamines no era peligroso sino afable y que probablemente no entendió las órdenes policiales.

    Desde entonces, agencias del orden comenzaron a capacitar a sus agentes sobre las barreras idiomáticas y otros asuntos culturales que existen entre las comunidades indígenas, como limpias de shamanes y curas de hueseros que dejan moretones que podrían ser interpretados como abuso físico.

    Unas dos decenas de policías de varias agencias del orden se reunieron el viernes en el cuartel del área de Olympic para escuchar una charla de cuatro horas enfocada en las culturas indígenas de México y Guatemala.

    "Por eso es que tenemos estos talleres, para sensibilizar las organizaciones sobre estos temas", dijo a la AP Policarpo Chaj, director ejecutivo de la organización Maya Vision, que ofrece servicios de interpretación para indígenas de origen maya.

    De acuerdo con el sociólogo oaxaqueño Gaspar Rivera Salgado, hay alrededor de 375.000 oaxaqueños en el condado de Los Angeles, donde tienen una gran presencia cultural y religiosa.

    Muchos de estos mexicanos tienen lenguas maternas como zapoteco, mixteco y triqui y hablan poco español, agregó el catedrático. Lo mismo ocurre con los miles de origen mayas que viven en esta zona, agregó Chaj.

    La policía ahora cuenta con un servicio rápido de traducción ofrecido por una empresa telefónica pero Labrada dijo que no sabía si es que la cuenta incluía traducciones a lenguas indígenas.

    "Eso es algo que tenemos que averiguar", puntualizó Labrada.

    Entre tanto, cuando necesitan este tipo de traducciones, la agencia recurre a agencias como la de Romero y Chaj.

    Los activistas también informaron a los agentes sobre otras características de los indígenas, como el alto respeto que tienen a los policías y la desconfianza que tienen de hablar sobre sus problemas por temor a quedar mal con su comunidad.