Declaran a mexicano culpable de muerte

Tribunal federal de Estados Unidos lanza todo el peso de la ley contra José Mejía leyva. Aquí lo más reciente de su caso.

Declaran a mexicano culpable de muerte
Crédito: Foto/AP
Por AP 15 de agosto de 2014

LOS ÁNGELES (California) - Un ciudadano mexicano fue declarado culpable por la muerte de un miembro de la Guardia Costera, al embestir con una embarcación pesquera de 30 pie de eslora el bote del guardacostas, mientras se aproximada a la Isla de Santa Cruz, esto en la costa del sur de California.


Thom Mrozek, vocero de la oficina del fiscal federal, dijo que José Mejía Leyva, fue declarado culpable de homicidio en segundo grado de un oficial federal y de otros cargos. Un segundo hombre en la embarcación, Manuel Beltrán Higuera, de México, fue condenado por cargos menores.


El suboficial de marina Terrell Horne III, cayó al agua después de la colisión ocurrida el 2 de diciembre de 2012, y falleció tras ser golpeado en la cabeza, por el propulsor de la embarcación pesquera. Otro guardacostas sufrió lesiones en una rodilla.


El jurado en el tribunal del juez federal de distrito Gary A. Feess, deliberó menos de un día antes de condenar a Mejía por el cargo de homicidio, por no disminuir la velocidad de su embarcación y cuatro cargos por ataque a un oficial federal.


Beltrán fue declarado culpable de complicidad en los cargos menos graves.


Una tripulación de cuatro miembros de la Guardia Costera, estaba realizando una investigación sobre tráfico de droga frente a la costa del sur de California, cuando se aproximó a la embarcación pesquera, aproximadamente a 180 millas al noroeste de México. Tales embarcaciones son utilizadas frecuentemente para contrabandear droga. Las autoridades dijeron que ésta navegaba con sus luces apagadas cuando se le aproximaron cerca de la 1:30 a.m.


Horne y sus compañeros se encontraban a alrededor de 20 yardas de distancia, dijo la Guardia Costera, cuando encendieron intermitentemente las luces de su bote y ordenaron a Mejía y Beltrán, tanto en inglés como en español, que se rindieran. En lugar de ello, Mejía les lanzó su embarcación.


Horne y el guardacostas Brandon Langdon fueron lanzados por la borda; Langdon se lesionó una rodilla.


Los mexicanos huyeron en la embarcación pesquera y fueron perseguidos durante cuatro horas por aviones y botes antes de que se apagara su motor 32 km (20 millas) al norte de México. Ambos fueron arrestados después de que les rociaron aerosol de pimienta.


Las autoridades dijeron que Mejía se identificó como el capitán de la embarcación y dijo que estaba llevando gasolina a amigos perdidos. Señalaron que Beltrán les dijo que le ofrecieron $3,000 para entregar gasolina a otra embarcación, pero no se encontró combustible en el bote.


Los miembros de la Guardia Costera se aproximaron a la embarcación pesquera en un bote inflable de casco rígido de 21 pies de largo, que es utilizado usualmente en investigaciones sobre drogas debido a que es más rápido y más ágil que embarcaciones más largas.


Las autoridades indicaron que uno de los guardacostas, Jonathan D'Arcy, realizó varios disparos cuando la embarcación pesquera aceleró hacia el bote más pequeño, mientras que el guardacostas Michael Walker intentó desviarse de su camino.


Las autoridades dijeron que Horne, de 34 años, fue el primer agente del orden que muerte en la costa de California desde que inició un aumento en la actividad criminal hace varios años.