Hallan muerta a mujer en lista de homicida-suicida de UCLA

Hay una conexión entre Mainak Sarkar, que mató al profesor William Klug y se suicidó, y la mujer

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    KARE
    La casa donde fue encontrado el cadáver de la mujer en Minnesota.

    LOS ÁNGELES, California - El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) confirmó el hallazgo de una mujer muerta en Minnesota cuyo nombre estaba en una lista del homicida-suicida de la Universidad de California (UCLA).

    El autor del tiroteo en la UCLA fue identificado como Mainak Sarkar, un exestudiante de doctorado que había acusado al profesor William S. Klug de robar el código fuente de su computadora y dárselo a otra persona, según la policía de Los Ángeles.

    Sarkar se suicidó después de matar al profesor Klug, de 39 años, en una pequeña oficina de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de California (UCLA).

    Con respecto al cadáver de la mujer en Minnesota, el jefe del LAPD, Charlie Beck, dijo: "Esa persona fue baleada... información recuperada en su residencia nos lleva a una conexión muy fuerte con esa víctima. Todavía tenemos que hacer varias pruebas balísticas... Era una lista que... tenía los nombres de personas que iba a matar. Ella estaba en la lista".

    Identifican a víctima de tiroteo

    [TLMD - MIA] Identifican a víctima de tiroteo
    Un profesor de ingeniería murió en la balacera mortal en UCLA (Publicado jueves 2 de junio de 2016)

    Beck agregó que el la casa de la mujer había municiones y la lista con los nombres. Además, señaló que Sarkar manejó un vehículo desde Minnesota hasta Los Ángeles, un Nissan Centra 2003.

    En la presunta lista también estaba Klug y otro catedrático que se encuentra bien, aunque Beck no reveló su nombre.

    Video: Identifican a víctima de tiroteo en UCLA

    Video: Identifican a víctima de tiroteo en UCLA
    Autoridades informan que William Klug era profesor y que la persona que le quitó la vida era un estudiante. (Publicado miércoles 1 de junio de 2016)

    El homicidio-suicidio provocó una masiva respuesta policial y sembró el temor por la presencia de un pistolero entre las decenas de miles de personas que estaban en el campus de la UCLA. Ahora, el miedo ha dejado paso al dolor y muchos lamentan la muerte de un profesor que trabajaba en modelos informáticos sobre el corazón humano y que era también un padre cariñoso de dos hijos que entrenaba al equipo de béisbol del más pequeño.

    Klug, profesor de ingeniería mecánica, fue abatido por el pistolero en un edificio de oficinas de su especialidad, según un funcionario de seguridad conocedor de la investigación pero no estaba autorizado a hablar sobre ella en público.

    Vista de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de California

    La tragedia ocurrió a solo una semana de los exámanes finales.

    Las clases en gran parte del el campus de Los Ángeles de la UCLA se reanudarán el jueves, y el lunes en el departamento de ingeniería, cuyos estudiantes y profesores estaban empezando a asumir la pérdida.

    "Bill era un hombre absolutamente maravilloso, el hombre más agradable que conocerás nunca", dijo un colaborador, el profesor Alan Garfinkel. "Devoto padre de familia, excelente mentor y profesor de tantos estudiantes. Era un colega cercano y un amigo. Nuestra investigación conjunto era para construir un modelo informático del corazón, un 'corazón virtual' con 50 millones de variables que podía utilizarse para probar drogas".

    Peter Gianusso, director de El Segundo Little League donde Klug entrenaba, dijo: "Ejemplificaba lo que es la Little League: carácter, valor y lealtad".

    "Tenía una relación especial con su hijo a través del béisbol, era un gran entrenador, pasada incontables horas en el campo con los chicos y chicas de El Segundo Little League", apuntó Gianusso.

    Los primeros reportes desde el campus desataron el miedo a un posible tiroteo masivo en el recinto, lo que movilizó a cintos de agentes fuertemente armados que inundaron el centro.

    Grupos de policías entraron en los edificios que habían sido cerrados y despejaron los pasillos mientras los helicópteros de la policía sobrevolaban la zona.

    Aconsejados por los mensajes de advertencia enviados por la universidad para apagar las luces y bloquear las puertas, muchos estudiantes hicieron saber a sus familias y amigos que estaban bien por medio de publicaciones en medios sociales. Algunos describieron las frenéticas escenas de desalojo, mientras otros advirtieron que las puertas no cerraban y mostraron imágenes de fotocopiadoras y mesas de futbolín que usaron como barricadas.

    Después de casi dos horas, el jefe de la policía, Charlie Beck, dijo que se trataba de un homicidio-suicidio y dio por finalizada la amenaza.. Dos hombres fallecieron y las autoridades hallados un arma y lo que parecía ser una nota de suicidio, agregó.

    El incidente se produjo a una semana de los exámenes finales en UCLA, que con 43,000 estudiantes, tiene el campus más grande del sistema universitario californiano.

    Las ceremonias de graduación y los actos para despedir el curso en la Universidad de California incluirán ahora un recuerdo a Klug, que era cristiano devoto y participante habitual en la organización de la vida espiritual del campus.

    Un Nuevo Dia