Latinos despiden a Nancy Reagan y agradecen amnistía

Muchos hispanos están agradecidos con la ex primera dama y su esposo, quienes hace años hicieron posible que le cambiara la vida a millones de inmigrantes. Aquí detalles al respecto.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Muchos hispanos están agradecidos con la ex primera dama y su esposo, quienes hace años hicieron posible que le cambiara la vida a millones de inmigrantes. Aquí detalles al respecto. (Published viernes 11 de marzo de 2016)

    LOS ÁNGELES (California) - Comenzó en Los Ángeles el tercer día de despedida a la ex primera dama estadounidense Nancy Reagan, que falleció el 6 de marzo a los 94 años.

    El ataúd con el cuerpo de Nancy Reagan permanece en la biblioteca presidencial Ronald Reagan situada en Simi Valley, donde este viernes se hará una ceremonia privada a las 11 a.m.

    La que fuera primera dama entre 1981 y 1989 será enterrada en el terreno de esa biblioteca presidencial junto a su esposo Ronald Reagan, fallecido en 2004.

    Entre los invitados que asistirán al funeral se encuentran la actual primera dama, Michelle Obama; el expresidente estadounidense George W. Bush (2001-2009) y su esposa, Laura, y la exsecretaria de Estado y precandidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

    El director ejecutivo de la fundación y biblioteca Ronald Reagan, John Heubusch, dijo que el más especial de los últimos deseos de la ex primera dama fue ser enterrada junto al cuerpo del presidente "lo más cerca posible", informó Los Ángeles Times.

    Warren Weston, uno de los ciudadanos que se presentó en el homenaje, señaló a este mismo periódico que los Reagan "representaron lo mejor de América".

    Decisión 2016

    Nancy Reagan, cuyo nombre de soltera era Anne Frances Robbins, se casó con el presidente Ronald Reagan en 1952.

    La ex primera dama, que al igual que su marido también tuvo una carrera en el mundo de la interpretación, se dedicó activamente durante la Presidencia de su esposo a la lucha contra las adicciones dentro de la campaña "Solo di no" a la droga y el alcohol.

    Su tiempo en la Casa Blanca estuvo marcado además por el intento de asesinato que sufrió el presidente Reagan y por la batalla contra el cáncer de pecho que ella misma tuvo que afrontar.