Marchas en L.A. criticaron ataques contra inmigrantes

Cientos de personas salieron a las calles con motivo del Día del Trabajo y aprovecharon la ocasión para rechazar ataques contra los inmigrantes, en especial de algunos precandidatos a la presidencia. Aquí la información.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Cientos de personas salieron a las calles con motivo del Día del Trabajo y aprovecharon la ocasión para rechazar ataques contra los inmigrantes, en especial de algunos precandidatos a la presidencia. Aquí la información. (Published lunes 2 de mayo de 2016)

    LOS ÁNGELES (California) - La marcha con motivo del Día Internacional del Trabajo celebradaen Los Ángeles se convirtió en un rechazo compartido por hispanos y organizaciones sindicales contra el "discurso xenófobo" de algunos aspirantes a la Casa Blanca.

    Miles de hispanos denunciaron en dos diferentes manifestaciones celebradas en esta ciudad el "racismo" hacia los indocumentados que se observa en la actual campaña electoral y exigieron el cumplimiento de los derechos de los trabajadores.

    La primera manifestación recorrió el centro de la ciudad hasta desembocar en la Placita Olvera, el corazón hispano de Los Ángeles, mientras que la segunda marcha partió a pocas calles de la primera, en la intersección de Olympic y Broadway, y desembocó en Grand Park, frente al ayuntamiento de Los Ángeles.

    Según estimaciones de la Policía local, entre ambas marchas se concentraron unas 7,000 personas, que en un clima pacífico desfilaron con pancartas en mano y gritaron eslóganes a favor de los trabajadores e inmigrantes.

    "Muchos de nosotros nos vamos a quedar sin trabajo. A mi madre la 'corrieron' hace un mes, tras más de 16 años en la compañía", relató a Efe Yanet Leiva, una empleada guatemalteca de American Apparel, cuyo padre también trabaja en la empresa.

    La inmigrante expresó su temor de que una posible nominación de Donald Trump como candidato presidencial por el Partido Republicano pueda recrudecer la situación de los "sin papeles".

    "Si gana las elecciones a todos nos irá peor, sobre todo a los latinos", opinó.

    A la indocumentada oaxaqueña Clara Montellano el miedo a la deportación le persigue desde hace doce años y por eso en la actualidad se dedica a limpiar casas y cuidar niños, según reconoció a Efe.

    "Es más fácil que entren en una fábrica que a una casa a buscar a indocumentados", afirmó.

    Algunos activistas manifestaron su decepción con el "poco poder de convocatoria" del evento.

    "Las marchas tienen una presencia mínima", aseguró a EFE Salvador Sanabria, director ejecutivo de la organización El Rescate.

    "Conforme vaya subiendo más la retórica antiinmigrante electoral de Trump, de Ted Cruz y de Marco Rubio, la gente se va a ir calentando más y entonces saldrá más a la calle", anticipó el líder comunitario.

    La mexicana Montellano también lamentó que muchos indocumentados "no ponen empeño en venir a las marchas y dejan que los demás hagan el trabajo por ellos".

    Las jornadas de protestas de Los Ángeles fueron unas de las decenas de concentraciones organizadas hoy en varias ciudades de Estados Unidos, entre ellas San Diego, Chicago, Nueva York, Milwaukee, Houston y Miami.

    En ésta última, centenares de personas participaron en una manifestación realizada en el centro de la ciudad, convocada por una coalición de organizaciones sindicales y a favor de los derechos de los inmigrantes.

    "No aceptamos el odio ni creemos en muros discriminatorios", señaló Thomas Kennedy, uno de los organizadores de la marcha.