Sexo, violencia y humor en Lucha VaVoom

Es un espectáculo de Los Ángeles donde se mezcan la lucha libre y el cabaret logrando un resultado excitante.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    luchavavoom.com

    LOS ÁNGELES (California) - En una amalgama entre la tradicional lucha libre mexicana y el espectáculo de cabaré de tintes eróticos, Lucha VaVoom lleva al cuadrilátero una función casi circense en la que se combina sexo, violencia y humor.

    Lucha VaVoom tiene una identidad propia, reflejo de la mezcla de culturas que representa la comunidad de Los Ángeles, y combina a hombres con rostros cubiertos con las tradicionales máscaras de la lucha mexicana con mujeres que bailan y actúan escasas de ropa.

    A esto se le suma un peculiar grupo de enanos, un mariachi y la presentación de comediantes que no dan un minuto de respiro entre presentación y presentación.

    "No tienes ningún descanso, siempre es algo, algo, algo. No queremos que haya ningún segundo en donde no esté pasando algo" dijo a EFE Rita D'Albert, cofundadora de Lucha VaVoom.

    Este ritmo lo entiende muy bien Octagoncito, de 42 años, un luchador de baja estatura que ha participado en el espectáculo desde sus inicios.

    En el ring, este enmascarado oriundo de Tabasco, México, ha sido aplaudido y abucheado por un público muy singular. "El 90 % es estadounidense, pero con mezcla de latinos, gente que viene a desahogarse de toda su rutina", explicó.

    El espectáculo comienza en la calle, frente al Teatro Mayan, de Los Ángeles, donde varios autos "low rider" dejan a los luchadores y las bailarinas que son recibidos por un grupo de mariachis.

    Ya en el interior, y tras un baile folclórico mexicano, se ofrecen peleas y espectáculos subidos de tono y protagonizados tanto por hombres como mujeres, que lucen desde la supuesta inocencia de las "pin-ups", al glamour del "burlesque" o al peligro que supone mirar al monstruo de la mitología griega Medusa que encarna la bailarina Cherchez La Femme.

    Sobre el escenario se ven espectáculos tan excéntricos como Cassandro, un luchador gay que se arroja desde un segundo piso al ring, pollos danzantes y luchadores que revolotean por entre el público y bailarinas que tienen la imagen de la Virgen de Guadalupe en sus tacones.

    Y, aunque hay sillas, todos terminan de pie gritando VaVoom, la palabra clave de dos horas y medio de espectáculo que nunca tiene un ensayo.

    "Es un evento de solo para 21 (años de edad) en adelante, es una combinación donde los hombres vienen a alegrarse la pupila y las mujeres también vienen y se alegran la pupila con los luchadores" dijo a EFE "Magno", uno de los luchadores mexicanos de este espectáculo con sede en Los Ángeles, pero que gira por el país.

    La aventura de este espectáculo erótico comenzó hace 14 años con un romance, en este caso entre un luchador mexicano y una joven estadounidense, Liz Fairbairn.

    "Ella (Fairbairn) pensó que los hipsters o los bohemios (de EE.UU.) estarían interesados en la lucha mexicana, pero no la van a ver en el Auditorio Olympic. Entonces me dijo: 'Podríamos poner un show'" relató D'Albert.

    La actriz y bailarina, que se dedicaba a organizar presentaciones de "burlesque", pensó que ella no era una persona de deportes. Sin embargo, la artista pronto se dio cuenta de que la lucha era algo más, un tema pasional.

    "Si a mí me tocara escoger el modo de morir yo quisiera morir arriba de un ring y con mi mascara puesta y que así me enterraran", explicó el luchador Doctor Maldad, residente de Los Ángeles.

    El próximo año, VaVoom se prepara para celebrar sus 15 años y para celebrarlo desean llevarlo de gira de nuevo, pero esta vez fuera de Estados Unidos, a la cuna de este tipo de atrevido espectáculo: Europa.

    "Somos de Los Ángeles, tenemos que celebrar nuestra quinceañera", adelantó D'Albert.

    Para información sobre fechas de presentaciones de Lucha VaVoom y venta de boletos, presiona aquí.