Nueva parroquia en honor de arzobispo Romero

Nueva parroquia en honor de arzobispo Romero

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ANGELES (California) - La Diócesis de San Bernardino anunció que la nueva parroquia de la ciudad de Eastvale, en California, será dedicada a honrar al asesinado arzobispo salvadoreño y beato Óscar Arnulfo Romero.

    "Como salvadoreña, inmigrante y miembro de esta comunidad católica es un orgullo que nombren una iglesia en honor de monseñor Romero, es el reconocimiento de un mártir que ayudó a los pobres y oprimidos, como muchos de los que hemos llegado a este país", expresó a EFE la feligrés Blanca Alvarenga.

    Romero, llamado "el arzobispo de los pobres", fue beatificado en mayo pasado tras 35 años de haber muerto a tiros mientras celebraba una eucaristía como arzobispo de San Salvador.

    La diócesis indicó esta semana que la nueva parroquia será construida en un terreno que adquirió por cerca de 2.5 millones de dólares en la pequeña ciudad de Eastvale, en el condado Riverside.

    Para imágenes y detalles relacionados con la devoción de muchos a la virgen de Guadalupe, presiona aquí.

    Aunque se estima que la construcción llevará varios meses, la primera misa está programada para el próximo 29 de noviembre, día en que la parroquia comenzará oficialmente a funcionar.

    "Es como un milagro, yo soy devota de las palabras de monseñor Romero, él fue el único que sacó la cara por nosotros y sería muy bonito que la gente entendiera su mensaje", explicó Lidia Hernández, residente de Riverside.

    Los seguidores de Romero esperan que el papa Francisco, que llegó hoy de visita de seis días por Estados Unidos, allane el camino para su canonización.

    "El papa Francisco conoce muy bien de estas luchas y yo sé que él nos va a ayudar en esta causa, así como ahora está ayudando a los inmigrantes", indicó Hernández.

    Para imágenes de apariciones que muchos alegan son milagrosas, presiona aquí.

    Para Alvarenga, una líder comunitaria y activista de Los Ángeles, el nombramiento de ese templo también impone un nuevo trabajo para la comunidad salvadoreña del sur de California.

    "Tenemos que educar a la comunidad católica sobre monseñor Romero, él nos dejó un legado de vida y debemos contar cuáles fueron sus enseñanzas y sus luchas, no todos los que van a ir a esa iglesia son salvadoreños, no todos hablan español", advirtió.

    Según el centro de investigación PEW, unos dos millones de salvadoreños viven en Estados Unidos, la tercera población de inmigrantes latinos en 2011.

    La Diócesis de San Bernardino es la quinta congregación católica más grande de Estados Unidos, atiende cerca de 1.6 millones de feligreses, y tiene 241 sacerdotes y 107 diáconos.