Arrestos en L.A. sobre delincuencia transnacional

Autoridades capturaron a muchos por tráfico sexual y de drogas, entre otros crímenes. Aquí detalles del enorme operativo.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    LOS ÁNGELES (California) - Autoridades migratorias detuvieron más de mil personas, 900 de ellas vinculadas a bandas delictivas trasnacionales. Gran parte de estos arrestos se hicieron en Los Ángeles como parte de una operación de cinco semanas conocida como "Proyecto Sombra de Fuego", informó la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés).

    Las detenciones ascendieron a un total de 1,133, entre las que también hubo casos de criminales asociados al tráfico de drogas, de personas y el tráfico sexual, así como a casos de asesinato y otro tipo de actividades relativas al crimen organizado.

    "Esta operación es el ejemplo más reciente de los esfuerzos continuos de la ICE, que se inició hace más de una década bajo la 'Operación Escudo Comunitario', para atrapar a miembros de pandillas violentas y sus asociados, erradicar la violencia que infligen a nuestras comunidades y detener el flujo de dinero de la delincuencia organizada y los grupos criminales que operan en el extranjero", dijo en un comunicado la directora del ICE, Sarah Saldaña.

    Desde el inicio de la Operación Escudo Comunitario, en febrero de 2005, los agentes especiales del departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, en inglés) han trabajado en conjunto con las agencias policiales federales, estatales y locales, y llevado a cabo más de 40,000 detenciones relacionadas con bandas criminales, incautando además más de 8,000 armas de fuego.

    El "Proyecto Sombra de Fuego", que se realizó bajo la "Operación Escudo Comunitario", dirigida por la Unidad Nacional del HSI, comenzó el pasado 15 de febrero y concluyó el 21 de marzo.

    La mayoría de las personas detenidas durante la operación eran ciudadanos de Estados Unidos, además de 239 extranjeros procedentes de 13 países de Centroamérica, Asia, Europa y el Caribe.

    De las 1,133 detenciones, 915 eran miembros de bandas y asociados, y contra 1,001 de ellos fueron presentados cargos de delitos penales, mientras que 132 fueron detenidos por violaciones administrativas vinculadas a su estatus migratorio.

    La mayoría de los detenidos estaban afiliados a bandas criminales como las pandilla MS-13, los Sureños, los Norteños o Bloods.

    Según los datos del ICE, las detenciones se realizaron en toda la geografía estadounidense, pero hubo más concentración en Los Ángeles y San Francisco (California), San Juan de Puerto Rico, Atlanta (Georgia), así como Houston y las zonas aledañas a El Paso (Texas).

    Asimismo, las autoridades también se incautaron de más de 150 armas de fuego y 20 kilogramos de narcóticos, junto a más de 70,000 dólares en efectivo.

    La "Operación Escudo Comunitario" es una iniciativa mundial, iniciada por la ICE en el año 2005, y que pretende combatir el crecimiento y la proliferación de las pandillas delictivas trasnacionales, las bandas en las prisiones, así como los grupos ilegales de motoristas en Estados Unidos y en el extranjero.

    A través de sus grupos de trabajo nacionales e internacionales la operación aprovecha su presencia en todo el mundo para mitigar las amenazas que suponen estas redes globales, a menudo a través de la localización y el embargo de dinero en efectivo, armas y otras ganancias ilícitas.

    El "Proyecto Sombra de Fuego" se suma a otras operaciones de este tipo realizadas en los últimos años como "Tempestad Sureña", llevada a cabo en 2011 contra bandas vinculadas al narcotráfico; "Proyecto Nefarious", en 2012 contra el tráfico de personas, y el "Proyecto Hacia el Sur", en 2014, dedicada a interceptar a la banda Los Sureños, la de más rápido crecimiento en Estados Unidos.