Cuchillo en casa de O.J. Simpson sin conexión a homicidios

Se pensó que el hallazgo del cuchillo sería una prueba en contra de Simpson, pero el resultado de su estudio al parecer es contundente. Aquí lo más reciente de esta polémica.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    
LOS ÁNGELES (California) - Los análisis forenses realizados por la Policía de Los Ángeles descartaron que el cuchillo encontrado en una antigua casa de O.J. Simpson tenga conexión con el célebre caso de homicidio en el que estuvo envuelto el exjugador de fútbol americano en 1994.

    El arma ha sido descrita como un cuchillo relativamente pequeño, y los expertos del caso consideran que es diferente del tipo de cuchillo que se usó para cometer los brutales asesinatos de la exmujer de Simpson, Nicole Brown Simpson, y su amigo Ronald Goldman.

    A comienzos de marzo, la Policía de Los Ángeles informó de que investigaba un cuchillo encontrado "en los años 90" por un empleado de la construcción que hacía trabajos en una antigua propiedad de Simpson.

    El cuchillo fue supuestamente hallado mientras la vivienda, localizada en Brentwood (California), estaba siendo derribada.

    El obrero entregó el cuchillo a un policía, quien, según el relato del agente ahora retirado, acudió entonces a las autoridades para informar del hallazgo del cuchillo, pero se le dijo que no tenía importancia y que podía conservarlo.

    Recientemente, el expolicía mencionó esta historia a un detective de la Policía de Los Ángeles y este le pidió que lo entregara para que se determinase si tenía o no relación con el célebre caso de Simpson.

    Uno de los puntos más oscuros de la investigación sobre el doble asesinato de Nicole Brown y de Ronald Goldman fue que nunca se localizó el cuchillo con el que se cometió el crimen.

    Simpson, que fue juzgado y absuelto de los cargos, no puede volver a ser juzgado de nuevo por las mismas acusaciones, según las leyes estadounidenses.

    La antigua estrella del fútbol americano está actualmente en la cárcel como parte de una condena por un delito cometido en 2007, cuando, ayudado por otros cinco hombres, asaltó una habitación de un hotel en Las Vegas (Nevada) para apoderarse de unos artículos de coleccionista, entre los que había objetos que consideraba eran propiedad de su familia.