Entregan firmas por un aumento al salario mínimo

Activistas y líderes comunitarios reúnen miles de firmas como parte de su lucha para que personas de bajos recursos tengan un mejor ingreso económico. Aquí la información.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Activistas y líderes comunitarios reúnen miles de firmas como parte de su lucha para que personas de bajos recursos tengan un mejor ingreso económico. Aquí la información. (Published miércoles 20 de enero de 2016)

    LOS ÁNGELES (California) - Empleados de hospitales y trabajadores de bajos ingresos entregaron más de 100,000 firmas de votantes a oficinas electorales del condado de Los Ángeles, como parte de una campaña estatal para aumentar el salario mínimo a 11 dólares.

    Fue una de varias entregas similares que promotores de la campaña Lift Up California están realizando esta semana a lo largo del estado, dijo la portavoz la campaña Hortencia Armendariz. En total, la campaña entregará 619,000 firmas, muchas más de las 365,000 necesarias para avalar su pedido de propuesta de ley, agregó.

    La movilización ocurre menos de tres semanas después de que el salario mínimo en California aumentara de nueve a 10 dólares por hora.

    La Secretaría de Estado tiene hasta el siete de marzo para verificar las firmas. De ser aprobada, la petición aparecería en la papeleta el 8 de noviembre como la propuesta de Ley del Salario Mínimo del 2016.

    La iniciativa subiría el salario mínimo de 10 a 11 dólares en 2017 y luego aumentaría un dólar por año hasta llegar a los 15 dólares en 2021. Después se ajustaría automáticamente cada año conforme al costo de vida.

    Los beneficiarios serían 3.3 millones de trabajadores en el estado, de acuerdo con la campaña. La mayoría podrían ser hispanos ya que el 56% de todos los trabajadores de bajos ingresos, o 2.67 millones, son hispanos, de acuerdo con un estudio realizado en el 2014 por el Centro para la Investigación Laboral y Educación de la Universidad de California en Berkeley.

    Motivada por un salario de 15 dólares por hora, la mexicana María Sandoval Gaspar se unió a la campaña y recabó firmas de sus vecinos y clientes de la gasolinera donde trabaja.

    Pese a que acaba de beneficiarse con el reciente aumento de salario mínimo, todavía no sale de la pobreza. La madre soltera de 32 años dice que trabaja haciendo de todo de 10 de la noche a seis de la mañana pero que el pago neto de 750 dólares que recibe a la quincena apenas le ajusta para mantenerse a flote.

    Debido a que puede pagar una vivienda solo para ella y su hija de 14 años, vive en un apartamento de una recámara en el oeste de Los Ángeles, junto con otros tres adultos y cuatro niños, agregó Sandoval.

    "Si me pagaran 15 dólares, le echaría más ganas y agarraría un apartamento para que mi hija Andrea tuviera su privacidad", dijo Sandoval, quien al igual que su hija vive en el país sin autorización.

    La campaña es similar a una iniciativa de ley del senador Mark Leno, demócrata por San Francisco, que pide aumentar el salario mínimo a 13 dólares por hora en el 2017.

    El Departamento de Finanzas de California se ha opuesto a la propuesta de Leno, alegando que tendría un efecto negativo para el presupuesto y la economía del estado.

    La iniciativa es promovida por el United Healthcare Workers West, sucursal del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio, que tiene más de 85,000 miembros y es uno de los gremios más grandes de trabajadores de hospitales en el oeste del país.