Polémica en L.A. por nueva ley sobre temblores

Polémica en L.A. por nueva ley sobre temblores

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ANGELES (California) - El ayuntamiento de Los Ángeles aprobó las leyes más estrictas del país en materia de seguridad contra terremotos y requerirá a los propietarios de unos 15,000 edificios, los que tienen un mayor riesgo de sufrir daños, que lleven a cabo mejoras en sus estructuras.

    Con el apoyo de los 12 concejales y ningún voto en contra, el ayuntamiento cerró así, finalmente, un debate que se ha alargado durante décadas sobre la necesidad de la ciudad de obligar a los propietarios a reforzar las viviendas más proclives a derrumbarse en caso de que se produzcan seísmos potentes.

    Las estimaciones apuntan a que en el área de Los Ángeles un terremoto masivo podría acabar con las vidas de entre 3,000 y 18,000 personas y causar pérdidas materiales por valor de 250,000 millones de dólares, según sostiene el diario Los Angeles Times.

    Video: Polémica en L.A. por nueva ley sobre temblores

    Video: Polémica en L.A. por nueva ley sobre temblores
    Autoridades de la ciudad de Los Ángeles aprueban una de las leyes más estrictas en Estados Unidos sobre seguridad y terremotos, pero ya hay quejas por posibles aumentos de renta. Aquí detalles al respecto. (Publicado viernes 9 de octubre de 2015)

    La ordenanza, redactada por el alcalde de la ciudad, Eric Garcetti, apunta principalmente a dos tipos de edificios: aquellos hechos con un hormigón quebradizo y apartamentos de madera con primeros pisos débiles, que es donde murieron unas 65 personas durante los últimos dos grandes terremotos que ha sufrido la ciudad.

    Se espera que el coste de las reformas oscilen entre los 60,000 y los 130,000 dólares para los apartamentos.

    Los propietarios de los apartamentos de madera tendrán un plazo de siete años para completar las obras.

    En cambio, para los edificios de hormigón el presupuesto puede ascender a millones de dólares y el plazo de las obras tendrá un límite de 25 años.

    El ayuntamiento por ahora no ha decidido cómo se dividirá el coste de las obras entre arrendatarios y propietarios. Actualmente la ley permite aumentar hasta en 75 dólares el alquiler mensual para mejoras en la seguridad del edificio contra terremotos.

    Los propietarios también han pedido ayuda oficial en forma de alivio en los impuestos sobre propiedades inmobiliarias o menores costes en los permisos de obra.