NASA realiza simulacro de protección contra asteroides

El paso de uno de ellos cerca de la Tierra les ofreció una oportunidad única.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NASA realiza simulacro de protección contra asteroides
    NASA /JPL-Caltech
    Esta foto representa el sobrevuelo del pequeño asteroide 2012 TC4 a su paso por debajo de la Tierra, el 12 de octubre de 2017, a unas 26,000 millas de distancia

    El paso de un asteroide cerca de la tierra este jueves permitió a la NASA llevar cabo un simulacro para determinar la efectividad de su sistema de defensa planetaria si uno real se dirigiera directamente a la Tierra.

    Este tipo de tipo de simulacro se ha hecho en el pasado con asteroides simulados pero esta vez contarán con el 2012 TC4, el cual pasará cerca a una distancia de 26,000 millas de la Tierra, una décima parte de la distancia entre nuestro planeta y la luna.

    Vishnu Reddy de la Universidad de Arizona y consultor de la NASA, destacó que este simulacro es una forma de prepararse para un posible impacto con un asteroide peligroso.

    La Oficina de Coordinación de Defensa Planetaria de la NASA, que dirige el simulacro, es la entidad federal encargada de coordinar los esfuerzos para proteger la Tierra de los asteroides peligrosos.

    La oficina es responsable de encontrar, rastrear y caracterizar objetos potencialmente peligrosos que se acercan a la Tierra y emitir advertencias sobre posibles impactos, en caso de que exista una amenaza real.

    "Los científicos siempre han apreciado saber cuándo un asteroide hará un acercamiento cercano a la Tierra y pasará con seguridad por ellos, ya que pueden hacer preparativos para recopilar datos para describir y aprender lo más posible sobre ellos", dijo Michael Kelley, científico del programa de la NASA.

    Jet Propulsion Laboratory/California Institute of Technology

    Expertos de NASA destacaron que no había posibilidades de que el asteroide chocara contra la Tierra, ya que su acercamiento más cercano seria sobre la Antártica, en la madrugada, hora del este.

    El asteroide no se había visto desde su descubrimiento en 2012, cuando pasó frente a la Tierra, a una cuarta parte de la distancia entre la Tierra y la Luna. Mide entre 45 a 100 pies y se precipita a través del espacio a unas 16.000 millas por hora.

    Afortunadamente, ningún asteroide conocido plantea un riesgo significativo de impacto con la Tierra durante los próximos 100 años, dijo NASA.