Surge plan para “dreamers”: el ejército

Políticos en Washington proponen una iniciativa que le otorgaría estancia legal a cientos de jóvenes indocumentados a cambio de su servicio al país. Aquí los detalles.

Surge plan para “dreamers”: el ejército
Crédito: Foto/Getty Images
Por AP/TELEMUNDO LOCAL 1 de agosto de 2014

WASHINGTON — Un grupo de 42 republicanos y demócratas en la Cámara de Representantes propuso darle status legal a los inmigrantes que fueron traídos al país por sus padres ilegalmente, siempre y cuando se incorporen al ejército estadounidense.


El representante Jeff Denham declaró el viernes que impulsará una votación en torno a su proyecto, llamado el "ENLIST Act", ya sea como texto aparte o como parte del proyecto de gastos de defensa.


Denham, representante de un distrito de California que tiene gran cantidad de hispanos, es uno de pocos republicanos que han formulado sugerencias para realizar una reforma migratoria, pero que han visto frustrados sus intentos.


"Esta es una manera de fortalecer nuestra seguridad nacional", dijo Denham, quien cuenta con el auspicio de otros 41 legisladores de su partido y también del bando demócrata.


Sin embargo, inmediatamente se topó con la resistencia de sectores más conservadores de Partido Republicano.


El representante republicano Mo Brooks, miembro de la Comisión de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes, difundió una carta entre la bancada de su partido en que se declara en contra de todo intento de condicionar una iniciativa como esta al proyecto de gastos de defensa.


"Si otro legislador pretende darle a los extranjeros ilegales un trato preferencial, y darles igualdad de derechos al momento de conseguir empleos en las fuerzas armadas, lo resistiré y habrá una lucha", dijo Brooks en una entrevista.


Estas maniobras surgen en momentos en que está estancada en la Cámara de Representantes una ley que fue aprobada en el Senado y que ofrece una ruta hacia la ciudadanía para alrededor de 11 millones de inmigrantes que se encuentran en el país ilegalmente, y además refuerza la seguridad fronteriza.