Vinculan la sequía con cambio climático

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Más del 80 por ciento del territorio de California se encuentra actualmente en situación de sequía "extrema" o "excepcional".

    Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford vinculó hoy la sequía extrema que registra el estado desde hace tres años, la peor de toda su historia, con los efectos del cambio climático, especialmente con la emisión de gases de efecto invernadero.

    "Las condiciones atmosféricas asociadas a la sequía sin precedentes que afecta actualmente a California están 'muy posiblemente' vinculadas al cambio climático causado por los humanos", indica el informe del grupo de expertos liderados por el profesor Noah Diffenbaugh, especialista en ciencias climáticas.

    Según los científicos de Stanford, la abundancia de gases de efecto invernadero que deriva de la ignición de combustibles fósiles y de la tala de los bosques ha favorecido la formación de una región permanente de alta presión atmosférica en el noreste del Pacífico (anticiclón) que impide la llegada de tormentas a California.

    En las últimas épocas de lluvias de 2013 y 2014 (concentradas principalmente en torno a los meses de invierno), apenas ha llovido en California debido a que este anticiclón ha funcionado a modo de "muro" y ha impedido que las tormentas alcancen el estado.

    "Nuestras investigaciones han encontrado que la extremadamente alta presión atmosférica en esta región tiene muchas mayores posibilidades de formarse hoy en día que antes de que los humanos empezaran a emitir gases de efecto invernadero a raíz de la Revolución Industrial del siglo 19", apuntó el profesor Diffenbaugh.

    El estudio de la Universidad de Stanford se ha llevado a cabo mediante una combinación de simulaciones por ordenador y técnicas estadísticas que han permitido a los investigadores determinar si en ausencia de los efectos del cambio climático hubiese sido posible la formación de este anticiclón permanente.

    Según el monitor de la sequía en Estados Unidos, más del 80 por ciento del territorio de California se encuentra actualmente en situación de sequía "extrema" o "excepcional", algo que ha derivado en intensos debates en el estado sobre cómo abordar la falta de abastecimiento de agua.

    Además, la sequía ha contribuido a que 2014 sea uno de los años más devastadores de la historia de California en cuanto a incendios forestales.

    Se calcula que ha ocasionado daños en la agricultura por valor de $2,200 millones y ha llevado al gobierno federal a declarar los 58 condados que conforman California "áreas de desastre natural".