Gran conmoción por tiroteo en escuela de Oregon

Gran conmoción por tiroteo en escuela de Oregon

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    ROSEBURG (Oregon) - Un individuo armado abrió fuego el jueves en un colegio comunitario de Oregon, donde mató por lo menos a 9 personas antes de que perdiera la vida en un enfrentamiento a tiros con la policía, dijeron las autoridades.

    El homicida, identificado sólo como un hombre de 20 años, irrumpió en un salón de clase, exigió a los presentes que se pusieran de pie, que manifestaran su religión y después disparó su arma, dijo una alumna.

    Las autoridades no han aclarado los motivos del agresor y dijeron que proseguían con las investigaciones.

    El jefe de la policía del condado Douglas, John Hanlin, dijo que 10 personas murieron y siete resultaron heridas en el Colegio Comunitario Umpqua, en la pequeña localidad maderera de Roseburg, a unos 290 kilómetros (180 millas) al sur de Portland. Hanlin no aclaró si la cifra de muertos incluía al agresor.

    Video: Gran conmoción por tiroteo en escuela de Oregon

    Video: Gran conmoción por tiroteo en escuela de Oregon
    Lo que empezó como un día escolar de rutina, terminó con una lluvia de balas y familias en luto. Aquí lo más reciente de esta tragedia que sin duda ha sorprendido al sur de California y al resto del país. (Publicado jueves 1 de octubre de 2015)

    La fiscal general de Oregon Ellen Rosenblum dijo inicialmente que 13 personas habían muerto en el incidente. Se desconoce a qué se debe la discrepancia en las cifras.

    "Ha sido un día terrible", dijo Hanlin con rostro serio. "Lo cierto es que estos hechos han causado gran conmoción a nuestra comunidad".

    Horas después del ataque, el presidente Barack Obama, visiblemente molesto, declaró ante la prensa que Estados Unidos se ha vuelto insensible ante los ataques a tiros que causan numerosas víctimas y señaló que los agresores están "enfermos" de la mente.

    El mandatario reiteró su apoyo a la adopción de medidas más estrictas para el control de armas, y afirmó que los pensamientos y oraciones ya son insuficientes ante este tipo de situaciones porque no sirven para impedir que ocurran de nuevo ataques similares semanas o meses después.

    Obama pidió a los electores que deseen confrontar el problema que voten por autoridades dispuestas a actuar frente a este tipo de hechos.

    La policía comenzó a recibir llamadas sobre disparos en el colegio comunitario a las 10.38 de la mañana. La escuela tiene un solo guardia de seguridad y no porta armas.

    Kortney Moore, de 18 años, dijo al periódico Roseburg News-Review que estaba en una clase de redacción para estudiantes de primer año cuando un disparo entró por una ventana y dio en la cabeza del maestro.

    El atacante ingresó en el salón y ordenó a todos que se tiraran al suelo. El individuo les exigió después que se levantaran, que manifestaran su religión y abría fuego.

    Los alumnos del salón siguiente escucharon el sonido fuerte de un golpe sordo seguido de varios disparos, dijo al periódico Brady Winder, de 23 años.

    Los estudiantes corrieron hacia todas partes "como hormigas; muchas personas gritaban y otras decían '¡a un lado!''', afirmó Winder. Una mujer cruzó a nado un arroyo para escapar, agregó.

    El alguacil Hanlin, señaló que el agresor se enfrentó a tiros con los agentes pero no quedó claro si fue abatido o si se quitó la vida.

    La balacera provocó pánico. Los estudiantes huían para ponerse a salvo en tanto que policías y ambulancias acudían a toda prisa al lugar.

    Lorie Andrews, que vive frente a la escuela, dijo haber escuchado lo que le parecieron fuegos artificiales seguidos del sonido de sirenas. Salió a la calle y conversó con estudiantes que salían del colegio.

    "Una chica cubierta de sangre salió envuelta en una manta", declaró Andrews.

    El exrector del CCU, Joe Olson, quien se retiró en junio después de cuatro años en el cargo, dijo que la escuela carecía de personal formal de seguridad, sólo un agente en un turno.

    Una de las principales discusiones del año pasado en el CCU fue si sería conveniente el despliegue de agentes de seguridad armados para hacer frente a la eventualidad de un agresor armado.