Recuerdan el paso de Katrina en Nueva Orleans

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El huracán Katrina, diez años después.

    Los habitantes de Nueva Orleans conmemoraron este domingo el décimo aniversario del devastador huracán "Katrina", que anegó la ciudad el 29 de agosto de 2005, con un recuerdo a las víctimas y a la "extraordinaria determinación" que ha permitido una reconstrucción todavía inacabada.

    Hace diez años, en torno a las 09:45 hora local, "Katrina" tocaba tierra como un huracán de categoría tres, con vientos de más de 180 kilómetros por hora, y arrasaba buena parte de Nueva Orleans y otras áreas de los estados de Luisiana, Texas y Mississippi.

    [Te puede interesar: Solo queda remanente de tormenta Érika]

    El desastre se saldó con un balance de 1,833 muertos, más de un millón de desplazados, 250,000 casas destruidas, un millón dañadas y más de 150,000 millones de dólares en pérdidas materiales.

    Recuerdan el paso de Katrina en Nueva Orleans

    Recuerdan el paso de Katrina en Nueva Orleans
    La tragedia del huracán fue recordada en la cuna del jazz y en toda el área que terminó devastada hace ya diez años. (Publicado sábado 29 de agosto de 2015)

    A primera hora de la mañana, el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, encabezó una ofrenda de flores en el monumento donde yacen las víctimas no identificadas o no reclamadas del "Katrina".

    [EN FOTOS: El Huracán Katrina, diez años después]

    Además, hoy también se celebra en más de 100 puntos de toda la ciudad el llamado Día de Servicio, en el que miles de voluntarios de todas las edades participan en proyectos de reconstrucción o limpieza, entre otros.

    Dentro de las diversas marchas convocadas junto a sesiones de oración y actividades culturales y musicales, la más multitudinaria estaba siendo la del barrio Ninth Lower Ward, donde los equipos de emergencias encontraron más cadáveres tras el paso del "Katrina".

    Comenzó como un desastre natural, pero "Katrina" se convirtió enseguida "en un desastre provocado por el hombre", como reconoció el pasado jueves al visitar Nueva Orleans el presidente de EEUU, Barack Obama, y hoy subrayan todos los expertos en protocolos y respuesta a emergencias.

    "La tormenta dejó al descubierto otra tragedia que había estado gestándose durante décadas", afirmó Obama ese día desde uno de los centros comunitarios de la ciudad construidos tras la tragedia.

    "Todo lo que hizo el huracán fue poner al desnudo todo lo que ignoramos todos los días, y es que hay comunidades enteras que son pobres, que no tienen oportunidades significativas, que no tienen esperanza y que quedan en el olvido", enfatizó.

    Hoy, en un artículo publicado en el diario local The Times-Picayune, Obama afirmó que, tras el "Katrina", el desafío fue reconstruir una ciudad y tratar de convertirla en un lugar donde "todo el mundo" tenga oportunidades.

    "Hemos recorrido un largo camino en este sentido, pero hay más trabajo por hacer cuando muchos de nuestros niños viven en la pobreza y cuando, en Nueva Orleans, una típica familia negra gana alrededor de la mitad del ingreso de un hogar blanco", remarcó el presidente.

    El expresidente George W. Bush, duramente criticado hace diez años por la tardía respuesta que dio su Administración al desastre provocado por el "Katrina", regresó el viernes a Nueva Orleans y, en una escuela secundaria de la ciudad, dijo que nunca olvidará la ruina y la miseria causadas por el huracán.

    Cuando ocurrió la tragedia, Bush disfrutaba de sus vacaciones en su rancho de Texas, un descanso que no interrumpió para visitar las zonas afectadas.

    Bush no viajó a Nueva Orleans hasta el 15 de septiembre, más de dos semanas después del desastre, algo que molestó mucho a los habitantes de la ciudad, que desde entonces y durante años convirtieron al expresidente en objeto de mofa en los días de su famoso carnaval.

    Este domingo estaba previsto que visite la ciudad el expresidente Bill Clinton para participar en una ceremonia con música y oraciones en honor a los supervivientes del desastre.