Enrique Peña Nieto hace cambios en su gabinete

Enrique Peña Nieto hace cambios en su gabinete

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    El mandatario mexicano dijo que los 10 movimientos, incluidos siete secretarios de estado, buscan "hacer frente a las nuevas circunstancias y desafíos que tenemos como país", aunque la oposición consideró que los cambios no son profundos.

    El presidente Enrique Peña Nieto anunció el jueves la designación de una nueva canciller y un nuevo comisionado nacional de seguridad, en el mayor cambio de gabinete que hace en momentos en que enfrenta bajos niveles de popularidad.

    El mandatario mexicano dijo que los 10 movimientos, incluidos siete secretarios de estado, buscan "hacer frente a las nuevas circunstancias y desafíos que tenemos como país", aunque la oposición consideró que los cambios no son profundos.

    Con una economía que no repunta y problemas de seguridad que han surgido en el último año, Peña Nieto había sido blanco de críticas por no haber hecho ajustes. En el gabinete, sin embargo, se mantuvieron dos de sus colaboradores más cercanos y responsables de esas áreas: el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong.

    [Te puede interesar: Muere sospechoso de matar a dos periodistas]

    Video: Enrique Peña Nieto hace cambios en su gabinete

    Video: Enrique Peña Nieto hace cambios en su gabinete
    Los cambios llegan el mismo día que una encuesta del Pew Research Center de Estados Unidos señaló que la popularidad del presidente Peña Nieto cayó a 44% desde un 51% que registró en 2014. (Publicado jueves 27 de agosto de 2015)

    Entre las modificaciones se encuentra la de Renato Sales Heredia como nuevo comisionado nacional de seguridad en sustitución de Monte Alejandro Rubido, quien estuvo al frente del organismo encargado de las prisiones federales cuando el jefe del cartel de Sinaloa, Joaquín "El Chapo" Guzmán, se fugó en julio.

    Peña Nieto no mencionó el escape de "El Chapo", cuya fuga por segunda vez de una prisión de máxima seguridad significó un duro golpe para el gobierno, que hasta ahora sólo ha acusado a tres guardias como posibles cómplices.

    A su vez Peña Nieto nombró como nueva canciller a Claudia Ruiz Massieu, quien hasta ahora era la secretaria de Turismo. El anterior responsable de la política exterior, José Antonio Meade, fue nombrado nuevo secretario de Desarrollo Social.

    También designó a quien fue su jefe de la oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, como nuevo secretario de Educación Pública y una de cuyas tareas es hacer avanzar una reforma educativa que ha sido permanentemente criticada por algunos grupos magisteriales disidentes.

    Rosario Robles, hasta hoy secretaria de Desarrollo Social, fue designada nueva titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano.

    [Te puede interesar: Hombre habría ahogado a niña en piscina]

    Otros cambios fueron en las secretarías de Medio Ambiente y de Agricultura, además de la jefatura de la oficina de la Presidencia y en la dirección del organismo de seguridad social para los trabajadores del estado.

    "El gabinete necesita de una sacudida más fuerte frente a un entorno donde la economía no crece, los índices de seguridad son preocupantes y la corrupción avanza sin control", señaló en un comunicado Fernando Herrera, coordinador de los senadores del conservador Partido Acción Nacional.

    "Realmente veo sólo un reacomodo en las áreas, no un rediseño de fondo", dijo a Milenio televisión Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del izquierdista Partido de la Revolución Democrática

    Peña Nieto asumió el poder en diciembre de 2012 y el único cambio en su gabinete que había hecho ocurrió hace unos meses, cuando cambió al procurador general.

    [Te puede interesar: Roberto Tapia defiende a “El Chapo”]

    Los cambios llegan el mismo día que una encuesta del Pew Research Center de Estados Unidos señaló que la popularidad del presidente Peña Nieto cayó a 44% desde un 51% que registró en 2014.

    "Tres años después de ser electo, el presidente de México Enrique Peña Nieto es cada vez más impopular. Después de un año plagado por escándalos y controversias, sus calificaciones han caído y la desilusión entre los mexicanos ha crecido respecto a elementos claves de su ambiciosa agenda", señaló el Pew sobre la encuesta que se aplicó a 1,000 adultos en persona entre el 7 y 19 de abril, con un margen de error de 4.1 puntos porcentuales.

    Junto a la más débil economía y los problemas de seguridad, el presidente también ha enfrentado críticas por presuntos casos de conflicto de interés y posible corrupción que lo han tocado a él mismo.

    Hace unos días el responsable del órgano anticorrupción y nombrado por Peña Nieto concluyó que el mandatario, ni su esposa y ni el secretario de Hacienda habían incurrido en conflicto de interés por comprar viviendas a contratistas que han ganado contratos públicos. El fallo dejó satisfechos a pocos. 

    En otro tema de interés: La muerte de dos periodistas reportando en vivo. Haz click aquí  o presiona en la foto.