California prohíbe las bolsas plásticas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    SACRAMENTO, Calif. – El gobernador Jerry Brown firmó el martes un medida que prohíbe el uso de bolsas plásticas desechables en tiendas y supermercados, convirtiendo a California en el primer estado en implementar esta legislación.

    El objetivo de la ley SB 270 es erradicar la contaminación en las calles y cuerpos de agua por estas bolsas.

    La firma del gobernador fue inmediatamente seguida por declaraciones de una coalición nacional de productores de bolsas plásticas, quienes dijeron que buscarán un referéndum para que la medida, que se espera entre en vigor en julio de 2015, sea revocada.

    Bajo SB 270, las bolsas plásticas serán eliminadas de las cajas registradoras en supermercados y cadenas de tiendas como Wal-Mart y Target a partir del próximo verano, al igual que bodegas y farmacias en el 2016.

    La ley no aplica a las bolsas utilizadas para guardar vegetales y carnes, o bolsas de compras utilizadas en otras tiendas. Esto le permitirá a las tiendas cobrar al menos 10 centavos por una bolsa de papel.

    Según el senador estatal Alex Padilla, de Los Ángeles, la legislación de su autoría ha ganado impulso debido a las más de 100 ciudades y condados, incluyendo Los Ángeles y San Francisco, que ya han implementado la prohibición.

    "Este proyecto es un paso adelante en la dirección correcta; reduce el torrente de plástico que contamina nuestras playas, parques e incluso el mismo vasto océano", dijo Brown. "Somos los primeros en prohibir estas bolsas y no seremos los últimos".

    Los fabricantes de las bolsas de plástico se han resistido enérgicamente por medio de su grupo representante, que ha difundido avisos comerciales que censuran la prohibición por considerar que provocará la pérdida de miles de empleos.

    Padilla dijo que los californianos rechazarán una campaña que busque una votación y que se adaptarán rápidamente en favor del ambiente.

    "Para aquellas personas preocupadas por la cuota de 10 centavos que podrían cobrarles por el papel, la solución sencilla es llevar una bolsa reutilizable al mercado", afirmó.

    En respuesta a la preocupación por la pérdida de empleos, el proyecto incluye 2 millones de dólares en préstamos a los fabricantes de bolsas plásticas para que cambien sus operaciones a fin de fabricar bolsas reusables en vez de desechables.