Tribunal apoya a los que viven en autos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto: Getty Images

    LOS ÁNGELES (California) - Un tribunal federal de apelaciones derogó una ordenanza municipal de Los Angeles que prohíbe a las personas vivir en autos estacionados, alegando que el vagamente redactado estatuto discrimina a los desamparados y a los pobres.

    El fallo de un panel de tres jueces del Tribunal Federal de Apelaciones del 9no Circuito fue sobre una ordenanza de 1983 que prohíbe el uso de un vehículo "como casa habitación, de noche, día a día o de cualquier otra forma".

    El tribunal dijo que la ordenanza es inconstitucional porque su redacción ambigua no deja en claro qué conducta es una infracción y "penaliza el comportamiento inocente".

    La decisión fue sobre un caso presentado a nombre de cuatro personas que fueron multadas y arrestadas en la zona de Venice por policías de Los Angeles que concluyeron que las numerosas pertenencias que tenían en vehículos recreativos y carros eran una violación de la ordenanza.

    "¿Es permisible comer dentro de un vehículo? ¿Es ilegal poseer una bolsa para dormir? ¿Comer alimentos enlatados? ¿Leer libros? ¿Y hablar por un teléfono celular? ¿O quedarse en el carro para no mojarse con la lluvia?", escribió el juez Harry Pregerson. "Estas eran las cosas que los demandantes hacían cuando fueron arrestados por infringir la ordenanza, y que son cosas perfectamente legales".

    Los agentes eran parte de un equipo especial de la policía de Los Angeles dedicada a hacer cumplir la ordenanza en respuesta a quejas sobre personas que vivían en sus autos.

    El panel echó atrás la decisión de un juez de un tribunal inferior que había concordado con el gobierno municipal y desestimado la demanda sin juicio.

    Carol Sobel, abogada de los tres hombres y la mujer que demandaron para derogar la ordenanza en 2011, dijo que la prohibición era excepcionalmente amplia. Uno de sus clientes fue multado mientras esperaba frente a una iglesia que servía alimentos y otros mientras conducía su vehículo recreativo en Venice cuando se dirigía a vender sus obras en una feria local de arte.

    El fallo pudiera obligar a otras municipalidades dentro del 9no circuito judicial federal a enmendar estatutos que prohíben dormir en los vehículos, dijo Sobel.

    "Las personas que duermen en sus vehículos son uno de los grandes grupos de desamparados que hay en el país, antiguas personas de clase media que lo perdieron todo en la recesión y que tratan de mantener cierta estabilidad para poder ir a trabajar", dijo.

    La fiscalía municipal de Los Angeles, que defendió la ordenanza ante el tribunal de apelaciones, no respondió de inmediato una llamada en busca de comentario.