Son once las víctimas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty images
    El accidente ocurrió 3 horas después de que el buque Costa Concordia comenzara su viaje, a la altura de la isla de Giglio.

    ROMA - Buzos de la marina italiana hallaron otros cinco cadáveres el martes en un barco de crucero encallado, en tanto se conoció una grabación de audio en la cual el capitán presentaba excusas a un oficial de guardacostas que le ordenaba reiteradamente regresar a la nave para supervisar la caótica evacuación. Los fiscales han acusado al capitán Francesco Schettino de homicidio involuntario, causar un naufragio y abandonar la nave antes de evacuar a todos los pasajeros debido al encallamiento del Costa Concordia el viernes por la noche. La prensa local informó el hallazgo de otros cinco cadáveres el martes, lo que elevó la cifra confirmada de muertos a 11. Antes del hallazgo se contabilizaban 29 desaparecidos. El Costa Concordia transportaba a más de 4,200 personas cuando encalló en un arrecife frente a la isla toscana de Giglio. Schettino se había desviado del rumbo programado sin autorización. Schettino ha insistido en que permaneció a bordo hasta concluir la evacuación, pero la conversación grabada con el capitán de guardacostas Gregorio De Falco indica que huyó antes del desembarco de todos los pasajeros y luego rechazó la orden reiterada de regresar. "Vuelva a bordo y diga cuánta gente hay. ¿Está claro?", vocifera De Falco en la cinta grabada. Schettino responde que el barco se está inclinando y está oscuro. Dice que en ese momento se encuentra a bordo de un bote salvavidas desde el cual coordina el rescate. De Falco vocifera: "¿Y qué hay con eso? ¿Quieres irte a tu casa, Schettino? ¿Está oscuro y quieres irte a casa? Sube a la proa de ese barco con la escalera de mano del piloto y dime qué se puede hacer, cuanta gente hay y qué necesitan. ¡Ahora!". "Vuelve a bordo. Te lo ordeno. No busques más pretextos. Has llamado a abandonar el barco, ahora yo estoy al mando", grita De Falco. Luego se escucha que Schettino acepta regresar a bordo, pero no estaba claro si lo hizo.