Escándalo tras subida de fármaco de $13.5 a 750

Escándalo tras subida de fármaco de $13,5 a 750

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    Una ola de críticas ha generado la decisión de la farmacéutica Turing Pharmaceuticals de llevar de 13.50 dólares a 750 el precio de la tableta de un medicamento para tratar una infección parasitaria potencialmente mortal. Pero no es el único medicamento cuyo precio ha tenido exorbitantes aumentos recientemente.

    Debido a que la droga, Daraprim, trata a los pacientes con sistemas inmunes comprometidos, la subida de precios de más de 5,000 por ciento provocó la indignación de los grupos médicos que representan a los doctores que atienden a pacientes con VIH y otras enfermedades infecciosas.

    Al mismo tiempo Hillary Clinton afirmó que pronto lanzará un plan para hacer frente a "la especulación de precios" en la industria biotecnológica y de medicamentos, anuncio que hizo que las acciones de las empresa del sector se desplomaran el lunes.

    Muchos de los nuevos medicamentos contra el cáncer, la hepatitis C, enfermedades raras y hasta una nueva clase de medicamentos para el colesterol tienen precios en el rango de 80,000 dólares o más durante el curso del tratamiento o por un año de ingesta. 

    Otro ejemplo es el caso del Cycloserine, un fármaco utilizado para tratar la peligrosa tuberculosis multirresistente, que acaba de aumentar su precio de 500 dólares a 10,800 dólares por 30 pastillas después de su adquisición por parte de Rodelis Therapeutics. Scott Spencer, gerente general de Rodelis, dijo que la compañía necesitaba invertir para asegurarse de que el suministro de la droga seguía siendo fiable. Dijo que la empresa proporcionó el fármaco gratis a ciertos pacientes necesitados, reseña el The New York Times.

    Así, mientras que la subida del precio hecha por Turing estaba acarreando la culpa de la caída de las acciones el lunes, es sólo el último - aunque tal vez el más indignante - ejemplo de los aumentos de precios o precios altísimos de los medicamentos recién lanzados.

    Las compañías de seguros, los políticos, defensores de los pacientes y otros críticos han reclamado por esos precios tan escandalosos e insostenibles para el sistema de salud, por no hablar de los pacientes que a veces tienen que pagar hasta un 30 por ciento del costo.

    En el caso de Daraprim (con más de 62 años en el mercado) de Turing, la compañía obtuvo los derechos para vender el fármaco, el único tratamiento aprobado en Estados Unidos para la toxoplasmosis, en agosto y subió el precio la noche del domingo.

    La compañía, dirigida por un ex gerente de fondos de cobertura llamado Martin Shkreli, el lunes repitió los comentarios destinados a justificar el aumento, diciendo que Turing espera mejorar la formulación de la droga y el desarrollo de nuevos y mejores fármacos para la infección. También hizo hincapié en que algunos pacientes pueden obtener ayuda financiera de la empresa para obtener la droga.

    El principal rival de Clinton por la nominación demócrata, el senador Bernie Sanders, ha estado despotricando sobre los precios altos de medicamentos por aproximadamente un año y recientemente volvió a introducir una legislación que permitirá que el programa de Medicaid obtenga precios más bajos para algunos medicamentos y permitir que los residentes de EE.UU. compren medicamentos más baratos de Canadá.

    Los grupos comerciales que representan a las compañías farmacéuticas y biotecnológicas se oponen a dejar que los estadounidenses compren drogas en el extranjero y han dicho en varias ocasiones en los últimos dos años que los controles de precios limitarían la cantidad de dinero que sus empresas pueden gastar en la investigación, lo que limita el número de nuevos medicamentos desarrollados.

    • En otro tema de interés: Hombre habría matado a su novia por decir el nombre de otro. Haz click aquí  o presiona en la foto para ver más de esta historia.