Primero un oso, ahora un puma

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP
    Mucho cuidado que un ataque de estos animales puede terminar en la muerte.

    El área de La Crescenta al parecer se ha convertido en un imán para la vida silvestre, pues primero recibieron la visita de un oso, y ahora ronda por ahí un puma o león de montaña. El Departamento del Sheriff confirmó que ha recibido reportes de avistamientos y están alertando a esa comunidad del nuevo peligro que los acecha. Recomiendan no dejar alimentos al aire libre y una supervisión continua de mascotas que estén en jardines. Expertos opinan que estas visitas tan singulares, pueden ser resultado de un devastador incendio que en el 2009 consumió más de 160 mil acres de terreno. Al parecer esto ha reducido las opciones de alimentación, haciendo que los animales bajen a las áreas pobladas buscando comida.