Polémica por canonización de Junípero Serra

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    El fraile Junípero Serra, de acuerdo a una pintura. El religioso que trabajó en las misiones en California en el Siglo XVIII será convertido en santo por el Papa Francisco.

    La canonización del misionero español Junípero Serra, prevista para este miércoles, ha causado un revuelo de proporciones en California, donde agrupaciones que defienden los derechos de los indígenas han estado denunciando que el religioso participó de la llamada 'colonización forzada' de los aborígenes, algo que la iglesia Católica del estado rechaza.

    El Papa Francisco encabezará este miércoles la misa en la que el fraile Junípero Serra será convertido en santo, en la Basílica de la Inmaculada Concepción en Washington, DC.

    El tema ha generado no pocos roces en California, donde el religioso trabajó a fines del Siglo XVIII, cuando la iglesia Católica de entonces llevaba a cabo una tarea de 'evangelización' de los indígenas, quienes terminaron construyendo varias de las misiones que aún hoy, se aprecian en el estado, desde San Diego hasta San Francisco.

    Francisco canonizará a Junipero Serra en Washington

    Francisco canonizará a Junipero Serra en Washington
    En medio de polémicas, esta será la primera canonización que se realizará en suelo estadounidense. (Publicado miércoles 23 de septiembre de 2015)

    Las organizaciones que defienden los derechos de los aborígenes alegan que el fraile franciscano, quien lideró las misiones en el estado, participó de la 'colonialización forzada' de los infieles -indígenas- que incluyó el 'bautismo cristiano' para luego hacerlos trabajar a destajo en la construcción de las misiones 'y castigarlos si trataban de marcharse', tal como asegura Olin Tezcatiploca, en una entrevista reciente con el diario El Universal, de Caracas.

    El lider indígena añadió que la Iglesia católica está "canonizando simbólicamente el genocidio, canonizando el colonialismo y canonizando la supremacía blanca".

    Por otra parte, y tal como publicó el diario El Universal, el historiador Steven Hackel, de la Universidad de California en Riverside y autor de una biografía de Serra, dijo que 'los indios comenzaron este largo período de merma de población durante el tiempo de las misiones. Podemos señalar el plan de Serra como uno de los principales motivos. Él hace que todo comience'.

    Según cifras recogidas de varias fuentes, cuando Serra arribó a lo que entonces se conocía como Alta California en 1767, existían unos 300,000 indígenas, cifra que bajó a 50,000 ochenta años más tarde.

    'Hay muchas razones para que los indígenas y muchos otros se pregunten cómo el papa puede canonizar a un hombre que apoyó ese sistema', añadió el historiador y escritor.

    Las autoridades eclesiásticas de California, por su parte, rechazan las acusaciones y reafirman el fervor religioso de Serra, cuya vida fue exhaltada por el Papa Francisco, quien dijo que 'es un santo patrono de los hispanos'.

    La arquidiócesis de Los Angeles ha salido al cruce de las acusaciones y reclamó que la discusión se coloque en el contexto de aquellos tiempos. Para los que defienden los derechos indígenas, la defensa esgrimida por la Iglesia es 'encubrimiento'.

    El tema ha generado semejante conflicto en California que hasta se han puesto a circular varias peticiones para frenar la canonización.

    LA MISA

    Según declaró a Efe monseñor Francis Weber, archivero durante muchos años de la arquidiócesis de Los Ángeles y un experto en la vida y obra del misionero franciscano, el padre Serra no solamente llevó a los aborígenes la fe católica sino que les enseñó a trabajar la tierra y a desarrollar la ganadería, trabajos que ellos no realizaban.

    'El padre Serra fue un hombre santo que llevó las buenas noticias del amor y la misericordia de Dios a las Américas', afirmó el arzobispo de Los Ángeles monseñor José Gómez, al conocerse la canonización de Serra.

    El papa Francisco oficiará la misa desde un "santuario al aire libre" en el pórtico este de la Basílica en Washington D.C., donde se ha situado un escenario con un altar erigido expresamente para la ocasión, según apuntó el rector de la Basílica, monseñor Walter R. Rossi.

    La Casa Blanca informó que el vicepresidente, Joe Biden, asistirá a la misa de canonización que espera la asistencia de unas 25,000 personas.

    En los jardines situados al este de la Basílica habrá 15,000 personas que podrán presenciar la misa sentadas y otras 10,000 que lo harán de pie.

    Además, dentro de la Basílica habrá 2,300 seminaristas y novicias estadounidenses que seguirán la misa desde allí.