Jerry Brown habla sobre inmigrantes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Foto: AP & Getty Images

    LOS ÁNGELES (California) - El gobernador de California Jerry Brown, dijo que la llegada de menores sin compañía de adultos a la frontera de México con Estados Unidos, es un problema humanitario más que político.

    El demócrata dijo que el estado "está dispuesto a hacer su parte", pero no ofreció detalles sobre qué podría hacer.

    Brown se reunió con el secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade Kuribrena, para un almuerzo en Sacramento, previo a la gira de Brown de cuatro días por México, programada para la próxima semana.

    Ambos dijeron que esperan ampliar los lazos entre California y México mediante el incremento del comercio, intercambios universitarios y la lucha contra el cambio climático.

    El gobernador dijo que se necesitan soluciones a largo plazo para mejorar la seguridad y el bienestar económico de las naciones centroamericanas, y que esas incluyen intercambios culturales y comerciales.

    "En ese sentido, creo que México tendrá un papel muy importante, y me gustaría que California, a su propia manera como estado, haga lo que pueda de manera constructiva", manifestó Brown.

    El gobernador californiano ha empleado un tono muy diferente en la frontera con México al de su homólogo texano Rick Perry, quien ha enviado 1,000 efectivos de la Guardia Nacional a raíz de lo que describió como un "ataque" contra los ciudadanos estadounidenses.

    Brown se negó a enviar a la Guardia Nacional a la frontera sur de su estado.

    Más de 57,000 menores han llegado a Estados Unidos desde octubre, la mayoría de ellos de El Salvador, Honduras y Guatemala.