Aliados denuncian narcolavado

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty
    Los partidos políticos PAN y PRD unen fuerzas en México y acusan al PRI de lavado de dinero.

    MEXICO -- La presunción de lavado de dinero en la campaña presidencial del ganador Enrique Peña Nieto unió a la izquierda y la derecha, que solicitaron el jueves a la autoridad electoral acelerar las investigaciones para determinar si hubo manejo ilegal de fondos a favor del político que se encamina a regresar al poder al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

    Los presidentes del conservador y oficialista Partido Acción Nacional (PAN) y del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD) informaron en rueda de prensa que además de la solicitud al Instituto Federal Electoral (IFE) para resolver el posible uso irregular de recursos, presentarán una denuncia ante la Procuraduría General de la República para que indague en el ámbito penal el posible lavado de dinero.

    Los partidos aclararon que sólo están unidos en esta petición en torno al lavado de dinero, pero que mantienen sus diferencias en torno a otros aspectos de la elección presidencial.

    Mientras el PRD ha pedido la invalidez de los resultados de la elección, el PAN sólo ha dicho que hubo algunas irregularidades específicas, pero que a su juicio no eran suficientes como para demandar la anulación de los comicios.

    La primera denuncia pública sobre posible lavado de dinero a favor del PRI la hizo el miércoles Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial del PRD. El partido de Peña Nieto rechazó los señalamientos y dijo que era "una abierta difamación".

    Ahora, el PAN dijo que también cree que hay elementos de lavado de dinero.

    La izquierda ha dicho que tiene documentos que demostrarían que algunas empresas y al menos una persona habrían transferido y depositado recursos millonarios de procedencia irregular al grupo financiero Monex, para una posible compra de votos a favor del PRI a través de tarjetas de débito.

    Tanto el PRD como el PAN creen que el dinero depositado podría proceder de presupuestos públicos de estados gobernados por el PRI o incluso del crimen organizado.