Guerra contra maestros que se portan mal

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP
    Mark Berndt supuestamente pudo haber sido detenido a tiempo, de no ser por una polémica regla del sindicato de maestros.

    El Superintendente de Escuelas de Los Angeles, John Deasy, ordenó a su equipo de negociaciones que tenga una reunión con el Sindicato de Maestros. Su misión es llegar a un acuerdo para quitar una regla del nuevo contrato laboral, que hasta el momento ha permitido que todo reporte de mala conducta de un educador que no se logró comprobar, se borre después de 4 años. Con esto quieren lograr que los antecedentes de un maestro se puedan verificar sin importar que hayan pasado los años, y así detectar cualquier anomalía. Este movimiento nace a raíz de los 23 cargos en contra de Mark Berndt, un maestro de la escuela Miramonte acusado de conducta inapropiada, incluyendo un perverso juego en el que tapaba los ojos de sus alumnos, para darles de comer galletas con su propio semen. Hasta el momento el Sindicato de Maestros no ha hecho declaraciones sobre esta nueva propuesta del Superintendente.