Protección a montañas de San Gabriel

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - La clasificación de una porción de las montañas de San Gabriel como monumento nacional, tras la firma del presidente Obama de una medida al respecto, garantiza a los residentes de esa región de California con una gran mayoría de hispanos, que este enclave natural quede protegido. Según declaró Omar Gómez, director de Programas y Política Pública del Consejo de Federaciones Mexicanas en Norteamérica, este espacio natural es ahora "un monumento nacional en una zona urbana, donde unos 17 millones de personas viven cerca de estas montañas". Gómez puso de relieve que casi la mitad de la población del condado de Los Ángeles es de origen hispano, muchos de ellos de bajos recursos "que viven en zonas sobrepobladas con muchos edificios y pocos parques", lo que da una muestra de la trascendencia de esta área natural, que cada año recibe a más de 3 millones de visitantes. Cofem se sumó hace cuatro años al grupo de organizaciones comunitarias que reclamaban una medida oficial que proteja este enclave natural levantado a los pies del condado, y que vieron cumplidas sus expectativas cuando Obama firmó en la zona en cuestión el decreto que le otorgará protección y vigilancia. "Éste es el único espacio al aire libre al que tienen acceso muchas familias urbanas" en el área de Los Ángeles, resaltó Obama, poco antes de firmar la proclamación de "monumento nacional" a una porción de 140,000 hectáreas del total de las 263,000 que abarcan las montañas de San Gabriel. Este sector protegido proporciona el 70 % del espacio verde del condado y más de un tercio del agua que consume, y de acuerdo al Servicio Forestal de EE.UU., los visitantes locales a las Montañas de San Gabriel gastan más de 60 millones de dólares al año en sus recorridos. Según explicó Gómez, la designación facilitará que el área tenga letreros bilingües en inglés y español, "que los caminos estén aptos para que la gente pueda movilizarse y que haya transporte público que pueda conectar a la gente de nuestra comunidad con esta montañas". A su turno, la organización Montañas de San Gabriel Para Siempre, destacó que el sector, a pesar de ser uno de los más visitados del país, "carece de señales adecuadas en los senderos, de información para los visitantes, de personal y de programas educativos culturalmente adecuados". "Las montañas y los ríos de San Gabriel a menudo recuerdan a las personas de México y Centroamérica la importancia de las tierras salvajes. Esto los inspira a valorar y proteger las montañas de San Gabriel para sus hijos y las generaciones futuras", resaltó Gómez. Este año, la congresista Judy Chu planteó en Washington la designación del paraje como Área de Recreo Nacional (NRA) con el fin de que el Servicio de Parques Nacionales (NPS) tuviera potestad para proteger el lugar. Su medida, presentada en junio, fue remitida al subcomité de Regulación Medioambiental y Suelo Público para su consideración y generó controversia a nivel local, al tiempo que fue la base de la designación concretada el pasado viernes por Obama.