Decomiso de autos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    AP

    A partir del 1 de enero, una nueva ley estatal limitará la habilidad de la policía en California de incautar automóviles en retenes viales si la única falta es carecer de licencia de conducir, lo que era utilizado por ciudades como Escondido, para retener automóviles manejados por inmigrantes indocumentados, de acuerdo con grupos de derechos civiles.

    Organizaciones como la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU) y El Grupo han acusado a Escondido de enfocarse contra los inmigrantes sin papeles, pues hasta 2009 tenía retenes dedicados únicamente en licencias de conducir, práctica que fue eliminada luego de que las agrupaciones amenazaran con demandar, pero que resultó en el decomiso de unos 1.000 vehículos.

    En general, desde el 2006, Escondido ha incautado 3.200 autos en lo que ACLU y El Grupo llaman "trampas de inmigración".

    En esa ciudad del sur de California, las autoridades acostumbraban a embargar el automóvil por hasta 30 días y recuperarlo representaba gastos de entre 1.000 y 2.000 dólares, por lo que numerosos inmigrantes preferían perder el vehículo.

    Un estudio de la organización California Watch halló que Escondido había recaudado cerca de 400.000 dólares al año por parte de las compañías de grúas que tienen contratos con la ciudad. En California, de acuerdo con el estudio, en 2009 se generaron cerca de 40 millones de dólares en cuotas por grúas y policía, al tiempo en que agentes de policía recibieron cerca de 30 millones en tiempo extra por su participación en este tipo de operativo.

    Pese a que fracasó su propuesta de ley para restaurar las licencias de manejar para inmigrantes indocumentados, las cuales fueron eliminadas en 1993, el asambleísta Gil Cedillo (D-Los Angeles) logró que se aprobara el proyecto de ley para limitar el decomiso de automóviles de conductores sin licencia por parte de las municipalidades, las cuales habían hecho de esta práctica una de sus fuentes de ingresos.

    La nueva ley permitirá que conductores sin licencia llamen a un conductor que sí la tenga para recoger el vehículo, y si éste es embargado, podrán recogerlo en el estacionamiento donde sea trasladado con la ayuda de un conductor con licencia.

    Aunque el 49 % de los 144.000 habitantes de Escondido es hispano, en 123 años la ciudad solo ha elegido a un candidato hispano al Concejo Municipal y activistas acusan a las autoridades de utilizar los retenes como parte de sus medidas contra inmigrantes indocumentados y que incluyen una ley para revisar el estatus legar de personas antes de rentarles viviendas y la presencia de agentes de Inmigración en la policía local para cuestionar el estatus de los detenidos en los retenes.

    De acuerdo con cifras de la policía local, 670 personas han sido detenidas por Inmigración desde mayo de 2010 a consecuencia de los retenes.