Corte: “Happy Birthday” es de dominio público

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    En un regalo a muchos músicos, cineastas y otros creadores de contenidos, un juez federal de Estados Unidos dictaminó que la canción "Happy Birthday To You" es de dominio público en su totalidad.

    La decisión judicial podría suponer pérdidas millonarias a la discográfica que ha estado cobrando los derechos de autor por una de las canciones más entonadas del mundo.

    El juez federal de distrito, George H. King, dijo el martes que los derechos de autor de la canción original, que Clayton F. Summy Co. obtuvo de sus creadoras y vendió por 15 millones de dólares a Warner/Chappell Music Inc. en 1988, solo cubren arreglos específicos de piano para la tonada y no su letra.

    La versión básica de "Happy Birthday ", que se deriva de otra popular canción infantil, "Good Morning to All", es de dominio público desde hace años y el dictamen de King, aunque puede ser apelado, hace que la canción en su totalidad sea de libre uso.

    "`Happy Birthday' es finalmente libre tras 80 años", dijo Randall Newman, uno de los abogados de los demandantes al diario Los Ángeles Times.

    Una de las codemandantes, Ruypa Marya del grupo musical Ruypa & The April Fishes, calificó el fallo de crucial y agregó: "Espero que podamos empezar a repensar la ley de derechos de autor para hacer lo que se supone que debe hacer - proteger las creaciones de personas que hacen cosas para que podamos seguir hacienda cosas".

    Marya explicó que pagó a Warner/Chappell 455 dólares para incluir "Happy Birthday To You" en un álbum en directo. Durante la grabación, miembros de su banda y del público le cantaron la popular canción la noche antes de su cumpleaños.

    Warner/Chappell dijo que no intenta cobrar regalías a todo aquel que cante la tonada, sino a quienes la empleen con fines comerciales.

    "Estamos estudiando la extensa opinión del tribunal y considerando nuestras opciones", dijo la discográfica en un comunicado tras el fallo del martes.

    La decisión judicial se produjo a raíz de una demanda presentada hace dos años por Good Morning To You Productions Corp., que trabaja en un documental titulado provisionalmente "Happy Birthday". La compañía cuestionó las regalías ahora propiedad de Warner/Chappell Music Inc., argumentando que la canción debería ser "dedicada a uso público y en el dominio público".

    "Dado que Summy Co. nunca adquirió los derechos sobre la letra de `Happy Birthday', los acusados, como supuestos sucesores en interés de Summy Co., no son propietarios de derechos de autor válidos para la letra de `Happy Birthday'", concluyó King en su sentencia de 43 páginas.

    La demanda exigía también daños monetarios y la restitución de más de cinco millones de dólares por los derechos de licencia que se dijo que había cobrado Warner/Chappell hasta 2013 de miles de personas y grupos que pagaron para utilizar la canción durante años.

    Marshall Lamm, portavoz de uno de los abogados de los demandantes, dijo que ese punto se decidirá más tarde.

    En su fallo, King revisó en detalle la historia de "Happy Birthday To You" y su nacimiento a partir de la tonada infantil "Good Morning to All".

    Esa canción fue escrita por las hermanas Mildred y Patty Hill en algún momento antes de 1893, dijo el magistrado agregando que las dos mujeres asignaron los derechos del tema y de otros a Clayton F. Summy, que las inscribió y publicó en un libro titulado "Song Stories for the Kindergarten".

    "Los orígenes la letra de `Happy Birthday' son menos claros", prosiguió el juez. La primera referencia conocida sobre el tema apareció en un artículo de 1901 del Inland Educator and Indiana School Journal, agregó.

    La letra completa no apareció impresa hasta 1911, dijo King.

    Desde entonces, se ha convertido en la canción más famosa en inglés, según el Guinness World Records. El tema está traducido a innumerables idiomas en todo el mundo.

    Warner/Chappell Music ha estado cobrando derechos de autor desde que compró al sucesor de Summy, el Birch Tree Group.