Arrancan elecciones en México

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Los votantes esperaron en fila desde temprana hora de la mañana a que abrieran las urnas.

    MEXICO.- Los mexicanos acuden este domingo a las urnas para elegir al presidente que gobernará los siguientes seis años, en una jornada que podría marcar el regreso al poder del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que asegura no pretender restaurar prácticas autoritarias y corruptas como advierten sus detractores.

    Desde las ocho de la mañana y hasta las seis de la tarde del domingo permanecerán abiertos los centros de votación para que acudan los casi 80 millones de mexicanos mayores de 18 años con posibilidades de elegir al próximo presidente, aunque los pronósticos de algunos encuestadores es que la participación apenas si superaría el 60% de los inscritos.

    Además del presidente, los mexicanos elegirán a los 500 diputados federales y 128 senadores. También se votará por el jefe de gobierno de la ciudad de México y seis gobernadores, así como por varios cientos de nuevos legisladores locales y alcaldes.

    Doce años después de que por primera vez perdiera el poder tras 71 años de gobiernos continuos, de la "dictadura perfecta" en palabras del peruano Mario Vargas Llosa, el PRI parece encaminado a recuperar la presidencia de la mano de su candidato Enrique Peña Nieto, un político pragmático de 45 años que hasta el año pasado gobernó el estado más populoso del país y que según las encuestas llega a la cabeza de las preferencias con una ventaja de hasta dos dígitos según algunos sondeos.

    Peña Nieto, visto por sus críticos como un producto de la mercadotecnia televisiva, llega a la elección como empezó: en primer lugar. Y aunque a lo largo de los tres meses de campaña su ventaja frente a sus rivales se redujo, el mantenerse a la cabeza de la intención de voto ha hecho pensar a algunos que es inevitable su triunfo.

    "Dado lo que informan las distintas encuestas... la verdad es que el resultado final nos deja más o menos como empezó la campaña", dijo Rodrigo Salazar, profesor investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en México. "Vamos a tener un ganador con una muy amplia ventaja".

    Otros, sin embargo, creen que nada está dicho aún y es necesario esperar el final de la jornada electoral, a la cual llega en segunda posición Andrés Manuel López Obrador, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien repite en la candidatura y que tras empezar en la tercera posición logró remontar una posición pese a los pronósticos iniciales adversos.

    "Me parece que (las encuestas) no necesariamente están reflejando el sentir popular, a partir de lo que es posible apreciar en la sociedad, en las plazas públicas, en la discusión pública, en la movilización o en la participación de ciertos sectores", añadió.

    Pero lo que muchos sí ven menos probable es que el conservador y actual gobernante Partido Acción Nacional (PAN), quien sacó al PRI de la presidencia en el 2000 y volvió a triunfar en el 2006, pueda mantener el poder en medio de un desencanto que se ha agravado en los últimos años por una ofensiva contra el narcotráfico que no se tradujo en una reducción de la violencia y una crisis financiera internacional que llevó a México en el 2009 a su peor contracción económica en varias décadas.

    En medio de la desilusión con el PAN, su candidata presidencial Josefina Vázquez Mota, de 51, bajó del segundo lugar al inicio de la campaña al tercero detrás de López Obrador.

    Un cuarto candidato, Gabriel Quadri de Nueva Alianza, aparecerá en las boletas, aunque no ha alcanzó ni el 5% de las preferencias en los sondeos previos.

    Peña Nieto ha prometido enfocarse en reducir la violencia del crimen organizado, que ha dejado más de 50,000 víctimas desde 2006, y en promover el crecimiento económico a través de ajustes como abrir más a la iniciativa privada la inversión en la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

    Con un discurso más moderado al que utilizó durante su primera candidatura en 2006, cuando decía que gobernaría primero para los pobres y lanzó duros ataques a las instituciones en medio de reclamos de que le habían "robado" el triunfo, López Obrador ahora promete crear una "República amorosa" que restaure valores como la honestidad.

    En medio de la campaña, el político de 58 años también recibió un impulso tras el surgimiento de un movimiento universitario que hizo blanco de sus críticas a Peña Nieto.

    "No creo que la elección esté resuelta y que Peña Nieto ya sea ganador, antes incluso de que los ciudadanos asistamos a las urnas", estimó René Torres, profesor de la Universidad Iberoamericana.

    La posibilidad del regreso del PRI a la presidencia ha llevado a los analistas a discutir si eso significará la restauración de un régimen de corrupción y represión, aunque algunos creen que no sería tan sencillo en un país que ha cambiado desde que ese partido gobernó.

    Las primeras tendencias se conocerán después de las ocho de la noche, hora local, cuando empresas privadas divulguen encuestas a boca de urna, que no son oficiales. Será hasta las 11.45 de la noche, el momento en que la autoridad electoral tiene planeado dar a conocer los resultados de un conteo rápido.