Advierten de severo recorte por sequía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LOS ÁNGELES (California) - Las autoridades federales anunciaron que sin mucha más lluvia y nieve, muchos granjeros de California afectados por la sequía en el estado pudieran no recibir agua para irrigación este año de un vasto sistema de ríos, canales y embalses.

    El Buró de Reclamación dio a conocer su primer pronóstico para el año, en el que dijo que continuará monitoreando la lluvia y la nieve, pero que los bajos niveles actuales demuestran que el estado está en medio de uno de los períodos más secos en la historia registrada.

    A menos que aumenten las precipitaciones, muchos granjeros no van a recibir agua del sistema federal Proyecto Central Valley. Los granjeros de Central Valley recibieron apenas 20% de sus cuotas usuales de agua el año pasado y estaban esperando malas noticias este año. Algunas comunidades y especies en peligro de extinción que dependen de las fuentes federales de agua van a sufrir también fuertes recortes.

    "Vamos a monitorear la hidrología a medida en que progrese el año y continuaremos buscando oportunidades para ejercer flexibilidad operacional", dijo el comisionado de Reclamación Michael L. Connor en una declaración escrita, en la que hizo notar que la acumulación de nieve en California está en 29% del promedio para esta etapa del año.

    El gobernador Jerry Brown declaró el mes pasado emergencia de sequía en California, y autoridades federales y estatales han prometido millones de dólares para ayudar con la conservación de agua y bancos de alimentos para aquellos a quienes la sequía ha dejado sin trabajo.

    Funcionarios de California a cargo del State Water Project, el otro sistema grande de agua del estado, ya han dicho que no van a suministrar agua a los granjeros, por primera vez en sus 54 años de historia.

    En el 2009, condiciones secas hicieron que las autoridades anunciasen que muchos granjeros en el Central Valley no recibirían agua, pero condiciones húmedas que siguieron elevaron los suministros a 10%.

    Aún hay tiempo para que la situación mejore. Para el miércoles por la noche, el Servicio Meteorológico Nacional espera que una tormenta lleve fuertes aguaceros a la región. Tras una pausa el jueves, la lluvia proseguiría el viernes y el sábado. El estado necesita una sucesión de tormentas que arrojen nieve en las montañas, dijo Pete Lucero, del Buró de Reclamación. "La lluvia está bien, pero la nieve es clave", dijo.