Los peor vestidos de los Premios Grammy

Está claro que la elegancia no fue compañera fiel de todos los asistentes a la ceremonia.